Economía

El FMI avisa a España de más riesgos porque las reformas son insuficientes

El organismo internacional reclama abaratar el despido, desligar el salario del IPC y que se culmine la reestructuración del sector financiero.

el 21 jun 2011 / 16:46 h.

La ¿felicidad? escondida...

Una recuperación gradual de la economía española está en curso gracias a las medidas aplicadas por el Gobierno en el último año, aunque el saneamiento es "incompleto" y se enfrenta a riesgos "considerables", según las conclusiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) , que recomienda profundizar en las reformas.

"No puede haber tregua en el proceso de reformas , incluyendo mejoras en la credibilidad del proceso de consolidación fiscal, completar la reestructuración del sistema financiero y el fortalecimiento de las reformas del mercado laboral", destaca la institución internacional en las conclusiones de la revisión del artículo IV sobre la economía española.

A este respecto, el FMI espera una modesta recuperación de la economía española liderada por las exportaciones, que permitirá un crecimiento gradual del PIB a mdio plazo hasta una horquilla de entre el 1,5% y el 2%.

"Este ritmo moderado refleja la necesidad de resolver los desequilibrios acumulados, el alto desempleo, la consolidación fiscal, y las todavía restrictivas condiciones financieras que afronta la economía española", señala la institución.

A este respecto, el FMI advierte de que el desempleo en España sólo bajará de manera moderada en el medio plazo y continuará muy por encima de la media de la zona euro, mientras prevé que la inflación disminuirá hacia el entorno del 2% cuando desaparezcan los factores temporales. Asimismo, la institución espera un cada vez menor impacto en la economía del sector inmobiliario.

Profundización en la reforma laboral

El organismo ha pedido a España que profundice de forma "valiente" en las reformas en el mercado laboral para reducir sustancialmente el desempleo y propone, entre otras medidas, flexibilizar la negociación colectiva, desligar los salarios del IPC y rebajar las indemnizaciones en los despidos.

Así, señala que el decreto ley del pasado 10 de junio tiene algunas cláusulas "prometedoras" y los agentes sociales deberían aprovechar las oportunidades de flexibilidad a nivel empresarial que ofrece la reforma, algo que debe ser fortalecido durante su trámite parlamentario. Así, advierte de que si no se producen signos "claros e inmediatos" de que se está generando esta flexibilidad, "debe ser introducida una reforma más radical".


Desligar los salarios del IPC

Por otro lado, el Fondo remarca que los agentes sociales deberían alejarse de la vinculación de los salarios al IPC, algo "endémico comparado con otros países". "Es incompatible con el funcionamiento de una unión monetaria y especialmente dañino durante periodos de elevado desempleo, shocks estructurales e inflación de costes", incide.

En su lugar, se podría hacer referencia a directrices basadas en la productividad y recuperar la competitividad con los principales países socios comerciales. 

Asimismo, cree que las indemnizaciones por despido deberían rebajarse al menos hasta la media europea y deberían diseñarse mejor para hacer más atractivos los contratos permanentes. Aunque cree que la reforma de 2010 iba en la dirección correcta y sus efectos se fortalecerán con el tiempo, las indemnizaciones por despido son elevadas y aún pueden constituir un importante factor disuasorio para el uso de los contratos indefinidos una vez que se fortalezca el crecimiento.

  • 1