Economía

El FMI no cree que España pueda ajustar su déficit y Rajoy, que sí

El presidente corrige a De Guindos y dice que el país cumplirá, pero el objetivo podría rebajarse.

el 24 ene 2012 / 15:31 h.

El ministro húngaro Gyorgy Matolcsy conversa con su homólogo español, Luis de Guindos, ayer en Bruselas.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) empeoró ayer drásticamente su previsión de déficit para España en 2012 y 2013 hasta el 6,8% y el 6,3%, respectivamente, cifras que duplican el objetivo del 3% que debe alcanzar la economía española el próximo año.

La organización presidida por Christine Lagarde ha deteriorado sus pronósticos respecto a la edición de septiembre de su informe en 1,7 y 1,9 puntos porcentuales para 2012 y 2013, respectivamente. De todas las economías analizadas, la española es la que sale peor parada.

El FMI ha actualizado, además, su estimación sobre el déficit con el que cerró España 2011, elevándolo desde el 6,2% hasta el 8%, cifra en consonancia con la que prevé el nuevo Gobierno, con lo que el organismo constata que el país se aleja aún más de los objetivos marcados para 2012, cuando debería alcanzar el 4,4%, y para 2013, año en el que el Pacto de Estabilidad y Crecimiento Europeo (PEC) fija el 3%.

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, dijo ayer que el Gobierno mantiene "por el momento" el objetivo de reducir el déficit del 8% al 4,4% y negó que se esté planteando pedir a Bruselas más tiempo para alcanzar esta meta por el empeoramiento del escenario económico, tal y como había sugerido el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Pero desde Lisboa, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, volvió a enmendar a sus ministros, asegurando que las previsiones del FMI son "un estímulo para trabajar con intensidad y coraje" y recalcando que el Ejecutivo español cumplirá con los objetivos marcados por Europa.

Tras su encuentro con el primer ministro luso, Pedro Passos-Coelho, Rajoy aseveró que las estimaciones del Fondo son, como las de cualquier otro organismo, "discutibles", pero reafirman su idea de que España "tiene que hacer sus deberes". Y, preguntado por si la UE podría cambiar los objetivos de déficit para España u otras economías de la Eurozona, afirmó que eso se verá en su momento y remarcó que España "cumplirá con los objetivos de déficit que se marquen" en el PEC. "Hoy es el 4,4% y España hoy va a cumplir ese objetivo".

Precisamente, el organismo de Lagarde considera que existe margen para aumentar el objetivo de déficit para España este año ante las peores expectativas de crecimiento, aunque no estaría justificado por la mera desviación de dos puntos respecto al límite fijado para 2011.

La institución subrayó que en el caso de España hay que distinguir entre dos factores que impulsan el déficit como son el incumplimiento de dos puntos porcentuales del objetivo de 2011 y la desaceleración del crecimiento. "Creemos que hay cabida para poder dar lugar al aumento del déficit por un crecimiento más lento, pero no para aquel del incumplimiento".

Agregó que "habría que instrumentar medidas para compensar el deterioro de 2011, pero tolerar cierto cambio en el objetivo para 2012 como resultado de ese crecimiento más lento", apuntó Carlo Cottarelli, director del Departamento de Asuntos Fiscales del FMI. "Hay cabida para aumentar el objetivo de déficit para 2012 involucrando ajustes estructurales", aseveró, aunque "debe ser debatida con los socios europeos".

  • 1