domingo, 16 diciembre 2018
06:14
, última actualización
Local

El FMI pierde la fe en Grecia

El organismo cuestiona la labor del país heleno para bajar su deuda y pone en duda, pues, el rescate aprobado por la Eurozona

el 08 ene 2012 / 21:21 h.

TAGS:

La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, en una imagen de archivo.

Lo único que faltaba ya para que los mercados se ceben con los países periféricos de la Zona Euro y generen aún más incertidumbre sobre el área. Y es que no hay confianza en Grecia, la fe en este Estado se ha perdido, pues cada vez resulta más difícil que cumpla sus compromisos. Así lo advierten los organismos internacionales.

El prestigioso semanario alemán Der Spiegel adelantó una información en el día de ayer en la que señalaba que el FMI (Fondo Monetario Internacional) considera que la nación helena no será capaz de amortizar su deuda pública sobre la base de los planes de saneamiento controlados por el organismo junto al Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea.

Considera "insuficientes" las medidas acometidas hasta ahora por el Gobierno de Grecia para reducir la deuda y reconfigurar las finanzas públicas, lo que supone una pérdida de confianza en Atenas. De hecho, el FMI aboga por ejecutar más medidas para evitar la bancarrota y, por ende, alcanzar los objetivos definidos con los acreedores.

Expertos del órgano multilateral tratarán, dentro del marco de la próxima misión de la troika que comienza a mediados de este mes, de adaptar puntos importantes del reciente paquete de rescate para Grecia a la situación económica del país, al empeorar como lo ha hecho el conjunto de la Eurozona.

El semanario, citando un documento interno, sostiene que el FMI vislumbra tres opciones. La primera, que Atenas apruebe todavía más recortes. La segunda, que los acreedores privados cancelen sus inversiones en la deuda helena. Y la tercera, que los países de la Zona Euro incrementen el fondo de rescate.

Según el rotativo germano, el FMI critica la lentitud de las reformas griegas y cuestiona que el rescate aprobado en octubre pasado sólo consiga que el endeudamiento griego se reduzca hasta el año 2020 a únicamente el 120% del PIB. Este paquete está valorado en unos 130.000 millones de euros.

La revista señala que el economista Henning Klodt, del Instituto de Estudios Económicos Mundiales de Kiel, asesor del Gobierno de Angela Merkel, ha calculado en cuánto deben superar los ingresos a los gastos de Grecia para controlar su abultadísima deuda.

Y llega a la conclusión de que, aunque los tipos de interés sean bajos y la Unión Europea vuelva a la recuperación económica, debe estar por encima del 10% del Producto Interior Bruto, "algo que no ha conseguido ningún Estado industrializado en las últimas décadas".

Ayer, un asesor del ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schaeuble, declaró a un periódico heleno que una reducción de la mitad del valor nominal de los bonos de deuda griega, contemplada en el pacto para el rescate de la economía helena, no sería suficiente para enmendar la delicada coyuntura económica.

El semanario alemán ha puesto en cuestión la viabilidad del objetivo de rescate y señala que el escepticismo del FMI se focaliza en lo que concierne "a la recaudación de impuestos y la venta de activos estatales".

En días pasados, el primer ministro griego, Lukás Papadimos, insistía en que la situación del país es "crítica" y es obligatorio, dijo, cumplir las exigencias de los acreedores extranjeros, por lo que la única opción que puede permitirse el Estado es evitar la quiebra.

"Para nuestro Gobierno, la única línea roja es la salvación del país de la bancarrota", comentó Papadimos.

  • 1