martes, 11 diciembre 2018
00:07
, última actualización
Economía

El FMI prevé dos años de severa recesión económica para España

Junto con Italia serán las dos únicas grandes economías que no aprovecharán la generalizada recuperación de 2013.

el 19 ene 2012 / 14:28 h.

Después de más de cuatro años de crisis, España no abandonará su mala situación económica en los próximos meses, ni siquiera en los dos próximos años, en los que permanecerá en recesión. Así lo refleja el borrador de la actualización de las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) al que tuvo acceso la agencia italiana Ansa, y que augura el desplome de la actividad económica española en 2012, cuando el Producto Interior Bruto (PIB) sufrirá una contracción del 1,7%, mientras que en 2013 ésta será del 0,3%.

La institución dirigida por Christine Lagarde ya había apuntado que revisaría a la baja sus perspectivas de crecimiento publicadas el pasado octubre, cuando pronosticó que la economía española crecería un 1,1% en 2012.

No obstante, aún habrá que esperar al 24 de enero para contrastar si finalmente el FMI confirma estas sombrías previsiones para la economía española, aunque el propio ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ya adelantó a representantes del PP en la Comisión de Economía del Congreso que el informe de la institución internacional podría incluir un pronóstico de recesión para España en 2012.

La rebaja de perspectivas para España se incluye en un amplio recorte de previsiones para la economía mundial, que crecerá apenas un 3,3% este año y un 4% el próximo, lo que supone, respectivamente, siete y cinco décimas menos de lo previsto en octubre, y especialmente duro en el caso de la Zona Euro, que sufrirá una contracción del 0,5% en 2012, frente a la expansión del 1,1% prevista anteriormente, para crecer un 0,8% en 2013.

Entre los principales países de la Eurozona, las nuevas perspectivas del FMI señalan que Alemania crecerá un 0,3% este año, un punto menos de lo estimado en octubre, y un 1,5% en 2013, mientras el PIB de Francia lo hará en un 0,2% y un 1%. No obstante, el mayor varapalo lo recibe Italia, cuya economía se hundirá este año al registrar una contracción del PIB del 2,2%, frente a la expansión del 0,3% estimada en octubre, y seguirá en terreno recesivo en 2013, cuando retrocederá un 0,6%. Italia y España serán así las dos únicas grandes economías que no aprovecharán la generalizada recuperación apuntada por el FMI ese año.

Mientras, en España, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, presidió ayer la Comisión Delegada de Asuntos Económicos que incidió en que las mayores provisiones que exigirá a la banca para afrontar pérdidas en el sector inmobiliario se carguen contra el capital y no contra la cuenta de resultados, según fuentes financieras. La gravedad de la crisis y la necesidad de generar confianza en la economía española han llevado a Rajoy a no crear una vicepresidencia económica en su Gabinete y a asumir él mismo la presidencia de este organismo y la supervisión de la política económica.

La reforma financiera que ultima el Gobierno de Mariano Rajoy aspira a que la banca duplique la cobertura de los activos adjudicados con sus propios recursos sin recurrir a ayudas públicas, para evitar que el contribuyente asuma ningún coste y se generen efectos negativos sobre el déficit público.

A pesar de los malos presagios del FMI, el Tesoro volvió a cerrar con éxito una emisión al colocar 6.609 millones en deuda a largo plazo y a tipos más bajos. Según la información del Banco de España, el Tesoro ha vuelto a superar así sus objetivos, ya que esperaba colocar entre 3.500 millones y 4.500 millones en obligaciones a cuatro, siete y diez años. Este éxito también tuvo su efecto en el Íbex 35, que cerró con una subida del 2,17%.

  • 1