Economía

El FMI revela una tímida confianza en España

El cálculo de crecimiento del PIB se revisa al alza y a la baja, el del paro

el 11 abr 2011 / 21:16 h.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) cambió ayer el color negro al que suele recurrir para pintar el horizonte económico de España y eligió un tono algo menos siniestro, aunque todavía no se cree el verde esperanza del Ejecutivo de Zapatero.

Los cálculos revisados al alza por el organismo multilateral indican que el PIB (Producto Interior Bruto) de España crecerá este año el 0,8% y un 1,6% el próximo, porcentajes que mejoran en dos y una décima, respectivamente, sus anteriores pronósticos sobre la economía nacional. Eso sí, ésta seguirá lastrada por la mayor tasa de paro entre los países desarrollados con un 19,4% en 2011 y un 18,2% en 2012.

La institución dirigida por Dominique Strauss-Kahn vuelve a presentar unas proyecciones más pesimistas que las del Gobierno, que prevé un crecimiento del PIB del 1,3% para este año y del 2,3% el que viene. Sin embargo, en el plano laboral, las cifras de paro para España elaboradas por este organismo en la actualización de su informe, que auguran una tasa de desempleo del 19,4% para 2011 y del 18,2% en 2012, se muestran incluso más optimistas que las del propio Ejecutivo español, puesto que prevé 19,8% y 18,5%, respectivamente.

El FMI recuerda que entre las economías desarrolladas "EEUU y España sufrieron con diferencia los mayores aumentos del desempleo respecto a los niveles anteriores a la crisis" y apunta que la rápida reducción de las tasas "parece improbable".

No obstante, considera que España ha iniciado reformas encaminadas a mejorar el mercado de trabajo mediante la rebaja de los costes fijos soportados por la contratación en tiempos de incertidumbre económica.

El organismo, por otra parte, augura que la inflación nacional escalaría al 2,6% este año, para bajar en 2012 al 1,5%. Asimismo, el déficit por cuenta corriente español será del 4,8% este año y del 4,5% el año próximo, según el informe.

De cumplirse los cálculos del PIB, España sólo crecería más que Irlanda (+0,5%), Portugal (-1,5%) y Grecia (-3%) este año, dentro del marco de la Eurozona, aunque el próximo ejercicio superaría a Italia (1,3%) y Países Bajos (1,5%), así como a Portugal y Grecia (-0,5% y -1,1%, respectivamente).

La revisión contempla una expansión de la economía de la Eurozona del 1,6% en 2011 y del 1,8% en 2012, en ambos casos una décima por encima del anterior pronóstico, mientras que el índice de paro en 2011 se situará en el 9,9% y caerá al 9,6% en 2012. Eso sí, advierte, sólo Alemania cumplirá el objetivo de colocar el déficit por debajo del 3% en 2013. Por ello, señala el FMI, "Francia, España y, en mucho menor medida, Italia, deberán identificar nuevas medidas".

En cuanto al mercado de la vivienda, los precios de ésta cuentan todavía con margen para caídas adicionales a la horquilla del 10%-20% de retroceso que ya acumulan desde que estallara la burbuja inmobiliaria, y, asimismo, los bancos españoles "pueden afrontar esta situación sin graves problemas", según dijo el consejero económico y director del departamento de Investigación del FMI, Olivier Blanchard.

El tono pesimista del informe del organismo multilateral se centró en Estados Unidos, al estimar "particularmente urgente" que el país ponga en marcha una "trayectoria fiscal sostenible" para disipar así "el riesgo de fluctuaciones de los mercados de bonos que podría provocar la desestabilización internacional", precisa el documento del FMI.

  • 1