Economía

El FMI teme el contagio griego

La institución considera que es el principal riesgo para la economía internacional

el 24 abr 2010 / 21:03 h.

Vista general de la Asamblea de Primavera del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

Existe un gran temor mundial a que la grave crisis fiscal que reina en Grecia se extienda a otros países de Europa, entre ellos España, y amenace toda la recuperación internacional. Es más, para el FMI es la mayor amenaza que se cierne sobre la economía, de forma que el control de los déficit públicos se convierte en una cuestión prioritaria.

Así, los países miembros del Fondo Monetario Internacional (FMI) se comprometieron ayer a tomar medidas para sanear las cuentas públicas y evitar problemas con su nivel de deuda pública, en medio de la crisis fiscal helena. El Comité Monetario y Financiero Internacional (IMFC, en inglés), que representa a los 186 países socios, manifestó en un comunicado al término de su reunión en Washington, el compromiso enérgico de los gobiernos de garantizar "unas finanzas públicas sostenibles y abordar los riesgos de la deuda soberana".

Ese órgano multilateral considera que el contagio de los problemas fiscales de Grecia a otros países es el principal riesgo que afronta la economía mundial. En su nota de prensa, constató una aceleración del crecimiento económico, pero dijo que para facilitarlo es necesaria la colaboración internacional.

"Continuaremos el trabajo para retirar los estímulos económicos de cada país, con el reconocimiento del ritmo diverso de la recuperación y los efectos en otros países y regiones". Además, manifestó su intención de aplicar políticas económicas que lleven a una economía mundial "equilibrada y estable", al tiempo que eviten el proteccionismo.

Salgado. La ministra española de Economía, Elena Salgado, alertó en en el FMI de que la recuperación mundial podría ralentizarse una vez que se retiren las políticas de estímulo.

Salgado habló en nombre de la Unión Europea, ante el Comité Monetario y Financiero Internacional, principal órgano asesor del FMI. No se refirió a la situación en Grecia, pero enfatizó que todos los países europeos deben apretarse el cinturón y retirar los programas de estímulo "como tarde en 2011".

"Los últimos acontecimientos demuestran la necesidad de fortalecer y complementar el marco existente para garantizar una situación fiscal sostenible en la Zona Euro", señaló.
La ministra afirmó que el ajuste fiscal debe ser "ambicioso" y advirtió de que mantener la actual expansión presupuestaria durante demasiado tiempo podría hacer "insostenible" el nivel de deuda en Europa.

La retirada de esos programas, así como de la política de dinero barato en los países ricos, tendrá un impacto sobre la recuperación, reconoció. "La economía mundial podría experimentar otro periodo de debilidad una vez que los estímulos fiscal y monetario sean suprimidos".

"No nos teman". Mientras, el director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, comentó a los ciudadanos griegos que "no deberían temer el FMI".

El Fondo ha sido criticado en Grecia por las medidas de ajuste que exige a su Gobierno a cambio de un programa crediticio, pero Strauss-Kahn enfatizó que el FMI proporciona recomendación y fondos "en nombre de la comunidad internacional". "Los ciudadanos griegos no deberían temer al FMI. Nosotros intentamos ayudarles".

Pero de nuevo el riesgo de contagio de la severa crisis helena a otros países, entre ellos España, planeó en el ambiente, puesto que el FMI dijo que aquélla puede repercutir en Latinoamérica si los bancos españoles se ven afectados, pero calificó esa posibilidad de remota.

"La tenencia de bonos soberanos griegos o de otros países del sur de Europa por parte de los bancos latinoamericanos es mínima, es decir, que no tenemos esa clase de contagio", comentó el responsable del Fondo para Latinoamérica, Nicolás Eyzaguirre.

"Ahora bien, uno podría pensar qué pasa si los diferenciales de la deuda soberana en el sur de Europa aumentan y eso ejerce presión en los bancos que tienen una presencia en América Latina", añadió. "No se puede decir que eso no vaya a suceder". Aun así, insistió en que los bancos españoles "están muy bien gestionados".

Merkel denuncia. En Berlín, la canciller alemana, Angela Merkel, consideró ayer que se continúa "especulando demasiado" en los mercados financieros internacionales, como ha podido verse en el ejemplo de la crisis de Grecia.

"Por eso hemos pedido a la Comisión Europea que haga propuestas para prohibir ese tipo de especulaciones con determinados productos. Pero eso no será suficiente, sino que necesitamos una actuación internacional", matizó.

  • 1