Local

El fracaso del internacionalismo

Un sindicato de médicos egipcios ha prohibido el trasplante de órganos entre musulmanes y cristianos, y lo que a primera vista parece de locos, luego -al leer las razones- adquiere otra dimensión; la razón del veto está, según sus autores, en impedir que los cristianos ricos compren órganos a los musulmanes pobres...

el 15 sep 2009 / 10:27 h.

Un sindicato de médicos egipcios ha prohibido el trasplante de órganos entre musulmanes y cristianos, y lo que a primera vista parece de locos, luego -al leer las razones- adquiere otra dimensión; la razón del veto está, según sus autores, en impedir que los cristianos ricos compren órganos a los musulmanes pobres. Y aquí es cuando una mente educada en el razonamiento llega a la perplejidad; usando la lógica esa decisión, más que el triunfo de una religión, representa el fracaso de una política, la social, por la que en el mundo se sudó, se luchó y se murió a lo largo de 150 años. Vuelven a tener más fuerza los imperativos pintados con colores religiosos que las leyes civiles impidiendo la compra forzada de una parte del cuerpo de pobres por ricos.

Después de largos esfuerzos para terminar con las segregaciones, las organizaciones que llevaron por bandera el internacionalismo han tirado la toalla y su lugar está siendo ocupado por otro de signo religioso que comienza a inventar unas nuevas etnias. Los que más la proclaman son los fundamentalistas islámicos, pero no son los únicos. Hay quien afirma sin rubor que somos europeos gracias al substrato cristiano y los rusos encauzan su expansionismo por las lindes de la fe ortodoxa. Todo el mundo juega con la pobreza como excusa mientras los pobres del mundo se unen en torno a nuevos mesías: se llaman cayuco y patera.

Escritor e historiador antonio_zoido@hotmail.com

  • 1