Economía

El frenazo ya azota también a la industria de Andalucía

La producción industrial (no su valor) de Andalucía cerró 2007 en negativo y el primer trimestre de este año también se ha saldado en rojo, por efecto de la ralentización del consumo y el impacto de la crisis del ladrillo en las empresas que suministran materiales o están relacionadas con la construcción. Y el desempleo, al alza.

el 15 sep 2009 / 04:57 h.

La producción industrial (no su valor) de Andalucía cerró 2007 en negativo y el primer trimestre de este año también se ha saldado en rojo, por efecto de la ralentización del consumo y el impacto de la crisis del ladrillo en las empresas que suministran materiales o están relacionadas con la construcción. Y el desempleo, al alza.

Todos los ojos están puestos en el ladrillo. Se habla de la construcción y de las inmobiliarias. La visión, sin embargo, debería ampliarse, puesto que la industria comienza a resentirse, y mucho, por la ralentización del consumo andaluz.

Sus datos han pasado desapercibidos, pero revelan cuán importante es ese impacto. Elaborado por el Instituto de Estadística de Andalucía (IEA), el llamado Índice de Producción Industrial de Andalucía (Ipian) arroja para el primer trimestre de 2008, y ya descontados los ajustes por calendario (Semana Santa, festivos, etcétera), una caída del 2,7%, agudizada especialmente en marzo, con un retroceso interanual (sobre el mismo mes de 2007) del 5,8%. ¿Qué quiere decir? Pues que la industria produce menos al adecuarse a la también menor demanda.

Cabría alegar que se trata de un porcentaje, ese 2,7%, no muy elevado. Si se echa la vista atrás, en cambio, preocupa, por cuanto el Ipian cerró 2007 en negativo, en concreto con un descenso del 0,5%, según consta en las series del IEA. Eso sí, al analizar las distintas ramas del Producto Interior Bruto (el PIB) regional correspondiente al año pasado, se constata que el crecimiento del Valor Añadido Bruto (VAB) de la industria fue del 2,5%, superior al 1,8% del ejercicio precedente. Que el Ipian y el VAB industrial no casen tendría una explicación: el aumento de éste último procede o de la subida de los precios de sus productos -razonable si se tiene en cuenta el creciente encarecimiento, a su vez, de las materias primas- o de unas mercancías más rentables.

¿Algo tira al alza del Ipian? De los tres grandes segmentos industriales, que son el extractivo (cementeras, minería...), el manufacturero (agroalimentación, refino, muebles, acero...) y el energético, sólo la generación de luz mostró una tasa positiva, en concreto del 5,5% para el primer trimestre de 2007 y respecto al mismo periodo del año pasado. ¿Y las claves? Cada vez entran más parques eólicos y solares en funcionamiento, al tiempo que hay un incremento de actividad en las centrales eléctricas de ciclo combinado.

Si en vez de al origen miramos al destino de los productos industriales, el indicador revela que los bienes dedicados al consumo retroceden el 3,4%, siendo los de consumo duradero (que requieren un desembolso económico mayor) los que más caen, exactamente un 18,2%, mientras que los que se engullen de inmediato (los más usuales, los alimentos transformados) sólo se resienten el 1,8%. Tampoco es suave el descenso para los llamados bienes de equipo (incluye la demanda de renovación de maquinaria y tecnológica de las compañías), que fue del 12,5%. Mientras, vuelve a brillar la luz, al crecer un 4%.

  • 1