Local

El frío congela la Península

Las mínimas llegan hoy a -10 grados y Rubalcaba pide «precaución» al volante.

el 10 ene 2010 / 20:50 h.

TAGS:

Un hombre observa las estalactitas de hielo formadas en Villarín (Lugo).

La ola de frío siberiano que está sufriendo España provocó ayer que el termómetro llegará a 20 grados bajo cero en numerosos puntos del país. Hoy subirá algunos grados pero las mínimas rondarán los -10 grados y todas las comunidades autónomas, salvo Canarias, continuarán en alerta.


Aún así, la operación retorno tras las vacaciones se está desarrollando con cierta normalidad, salvando las excepciones lógicas por la nieve, pero en ningún caso se asemejan al colapso que sufrió el país el pasado invierno cuando la niebla y la nieve bloquearon carreteras y aeropuertos.


Según las previsiones que maneja la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), numerosos puntos del norte peninsular estarán hoy en alerta por temperaturas inferiores a los diez grados bajo cero, que provocarán heladas moderadas o fuertes, a la vez que se esperan chubascos localmente fuertes en el área del Estrecho y nevadas al principio en la zona centro e interior de las comunidades de Valencia y Murcia.


El mismo organismo científico también comunicó que se registrarán en el tercio sur peninsular y en Baleares precipitaciones débiles localmente moderadas que probablemente afectarán de manera más aislada al resto de la mitad sur y área central peninsular, siendo menos probables cuanto más al norte. Así, podrían ser localmente fuertes en el área del Estrecho, mientras que en Galicia aumentará la nubosidad con algunas precipitaciones débiles a partir de la tarde. De esta forma, la cota de nieve en Andalucía se situará en los 1.300 metros, en el resto de la Península y en Baleares entre los 500 y los 800 metros subiendo a 800 ó 1.000 metros.


carreteras cortadas. Durante la jornada de ayer, la nieve y el hielo afectaron a la circulación en numerosos puntos de la Península y obligaron a cortar el tráfico en tres carreteras de la red principal del Estado, concretamente en la A-66, cerca de Cáceres capital, en la N-234 a la altura de Sarrión (Teruel) y en la A-34, a la altura de Campillo de Arenas (Jaén). Según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), la intensidad del temporal aumentó durante la tarde y provocó que se cortara para los camiones numerosas carreteras del red principal de carreteras del Estado, así como el uso de cadenas para el resto de vehículos.

Dadas las previsiones para la jornada de hoy, el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, pidió ayer "precaución" a los conductores frente a las heladas generalizadas y afirmó que el temporal continuará en los próximos días y la lluvia y la nieve provocarán más molestias fundamentalmente en las dos Castillas y en la Comunidad de Madrid. "Ambas cosas nos llevan a pedir precaución a los ciudadanos y si pueden no coger el coche mejor, y si lo tienen que coger, por favor mucha precaución", explicó Rubalcaba, tras la reunión del Comité Estatal de Coordinación, en la Dirección General de Tráfico.


En relación a la operación retorno de Navidad, señaló que la mayor parte de los ciudadanos han regresado ya a sus casas y que ésta se ha producido "de forma escalonada" y que ya no existe preocupación por las aglomeraciones. "Quedan pocos coches por entrar en Madrid, al igual que en las ciudades importantes de España", puntualizó. Rubalcaba subrayó en este sentido que se encuentran activos los dispositivos de la operación retorno de Tráfico y los puestos en marcha por el temporal. "Las previsiones son las que le decía y el tiempo está tranquilo en este momento. Ha entrado una borrasca por el sur, que se desplazará de oeste a este, y las previsiones son lluvia o nieve entre las dos mesetas y a partir de ahí son las comunidades autónomas las que tienen la competencia", agregó.


Así, Rubalcaba destacó que los mayores problemas que ocurrieron durante la jornada de ayer fueron en la provincia de Teruel por embolsamiento de camiones, donde indicó que había más de 100 vehículos atrapados en las carreteras sin poder avanzar ni retroceder, y afirmó que el resto de las carreteras estaban "despejadas", aunque había algunos puertos puertos cerrados y en otros era necesario el uso de cadenas.

  • 1