Local

El fuego amenaza de nuevo Almería y Tarifa

El fuego reapareció ayer en dos zonas que ya han sufrido este verano el peligro de los incendios forestales. En el puerto de Bujeo de Tarifa (Cádiz) ardieron ocho hectáreas de matorral y tuvieron que ser desalojadas catorce personas. En Sorbas (Almería), las llamas obligaron a cortar durante una hora la carretera N-340.

el 16 sep 2009 / 07:17 h.

TAGS:

El fuego reapareció ayer en dos zonas que ya han sufrido este verano el peligro de los incendios forestales. En el puerto de Bujeo de Tarifa (Cádiz) ardieron ocho hectáreas de matorral y tuvieron que ser desalojadas catorce personas. En Sorbas (Almería), las llamas obligaron a cortar durante una hora la carretera N-340.

El incendio forestal de Tarifa, declarado a las 17.40 horas y que quedó estabilizado a las 19.30, sólo afectó a matorral y no llegó a alcanzar al Parque Natural de Los Alcornocales, si bien por precaución fueron desalojadas cuatro viviendas próximas a la zona de la batería militar de El Acebuchal.

El vicepresidente de la asociación de vecinos de Cuartón Parque -una urbanización cercana al incendio-, José Luis Díaz, denunció el retraso "de un cuarto de hora" en el inicio de la actuación debido a la existencia de una cancela que impedía el acceso a la zona afectada. La verja, según explicó Díaz a Efe, fue colocada por la comunidad de vecinos en un lugar que es "un camino público según el catastro". Los vecinos aseguran que habían denunciado la presencia de esta cancela situada al norte de la urbanización ante los responsables del Infoca y del Ayuntamiento de Tarifa.

En la extinción de este incendio participaron tres aviones y cinco helicópteros, dos vehículos autobombas con capacidad para 4.000 litros y siete retenes, así como técnicos especialistas algunos de los cuales se quedaron por la noche para vigilar el lugar.

Por otra parte, sobre las dos de la tarde se declaró un incendio en el paraje conocido como Los Castaños en Sorbas -localidad almeriense no muy lejana a Mojácar, que ha sufrido el incendio más grave del verano-. El fuego fue controlado a las dos horas si bien obligó a cortar durante una hora el tráfico por la N-340 porque "afectaba a la cuneta y el humo producido a la circulación en ambos sentidos", según explicó un portavoz del 112.

En la extinción participaron seis retenes, formados por seis personas y técnicos especialistas, dos coches autobomba, un avión de carga en tierra y cuatro helicópteros.

Por la mañana fue controlado un conato de incendio en Casares (Málaga).

  • 1