Local

El fuego calcina 4.000 hectáreas en Almería y desaloja a 500 personas

Una tormenta eléctrica está en el origen del incendio más devastador del verano, que ayer consumió 4.000 hectáreas de monte en Almería y obligó a desalojar parte del pueblo de Mojácar (500 personas). La primera llama la prendió un rayo el martes.

el 16 sep 2009 / 05:46 h.

TAGS:

Una tormenta eléctrica está en el origen del incendio más devastador del verano, hasta la fecha, que ayer consumió 4.000 hectáreas de monte en Almería y obligó a desalojar parte del pueblo de Mojácar (500 personas). La primera llama la prendió un rayo el martes. El viento dificultó ayer la labor de extinción y provocó que la superficie quemada se triplicara en apenas tres horas.

Hasta ahora, Almería es la provincia andaluza y española más afectada por el fuego en lo que va de verano. Todas las contraindicaciones de un incendio se juntaron ayer en Sierra Cabrera (Almería), donde la noche antes ya había prendido la primera llama a causa de una tormenta de electricidad. La sequía del campo, los rayos del sol que calentaron la tierra, una humedad relativa del 5%, una temperatura superior a 40 grados, la chispa eléctrica del rayo que encendió la mecha y al final el soplido del viento que envió el fuego monte abajo a una velocidad de 30 kilómetros por hora, hacia las urbanizaciones situadas a las afueras de Turre y Mojácar. En 24 horas, las llamas arrasaron 1.500 hectáreas y obligaron a sacar precipitadamente de sus casas a más de 500 personas.

El Infoca llevaba ayer horas tratando de controlar el fuego cuando una nueva bocanada de aire caliente volvió a alimentar las llamas y, en apenas tres horas, la superficie quemada de matorral y monte pasó de 1.500 a más de 4.000 hectáreas. Pasadas las cinco de la tarde, el viento cesó y el Infoca aprovechó para cercar el incendio con tanques de agua.

Las familias, que habían pasado las última noche en casas de allegados o amigos, pudieron regresar entonces a sus casas. Las autoridades también habían habilitado el museo municipal de Turre y el albergue de Mojácar para albergar a los desalojados. En este punto se instaló un Equipo de Respuesta Inmediata ante Emergencias de Cruz Roja. Unas 450 personas eran vecinos de las urbanizaciones Cortijo Cabrera y Cortijo Grande, de Turre, y otro medio centenar de residentes de la zona norte de Mojácar.

El monte almeriense no empezó a arder en un único punto, sino en "varios flancos", y eso dificultó las labores de extinción. El Infoca desplegó 15 retenes, 115 efectivos desplegados y 15 medios aéreos. También contó con el apoyo una unidad militar que se ha desplazado desde Sevilla. El incendio obligó a decretar el nivel 2 de emergencias tras propagarse desde Turre a Mojácar debido a las adversas condiciones meteorológicas en la zona.

La Policía Local escoltó ayer a las familias desalojadas hasta sus viviendas. Pero, el incendio de Sierra Cabrera aún no está controlado. La consejera de Medio Ambiente, Cinta Castillo, se desplazó en la tarde de ayer hasta Turre para mantener una reunión con los técnicos del Puesto de Mando Avanzado que trabajan en las labores de extinción. Castillo reconoció que continúan activos 13 frentes "a los que es difícil acceder".

  • 1