lunes, 17 diciembre 2018
12:34
, última actualización
Local

El fuego se cobra la vida del piloto de un helicóptero en Valencia

Dos aparatos se estrellan mientras aumentan las críticas al Gobierno por los recortes en extinción.

el 02 jul 2012 / 15:44 h.

TAGS:

  • Dos fueron los helicópteros siniestrados ayer en las labores de extinción del incendio forestal que afecta desde el pasado jueves a la localidad valenciana de Cortes de Pallás. El piloto de uno de ellos, miembro de la BRIF de Daroca (Zaragoza), falleció tras estrellarse la aeronave, informaron fuentes de la Delegación del Gobierno en Aragón.

    El helicóptero en el que viajaba el fallecido se accidentó a la altura del embalse de Forata, por causas que aún se desconocen.

    Buceadores del Cuerpo Municipal de Bomberos de Valencia fueron requeridos para buscar los posibles ocupantes de este helicóptero. Además, se solicitó la colaboración de buceadores de bomberos. Según fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias de Valencia, el piloto y el copiloto del segundo helicóptero sufren politraumatismos. Uno de ellos fue ingresado en el Hospital La Fe con pronóstico reservado, según informó el Centro de Información y Gestión de Urgencias (CICU).

    La superficie quemada en los incendios forestales de Cortes de Pallás y Andilla, que ya están estabilizados, asciende provisionalmente a 48.500 hectáreas, y ha recordado un año negro para la Comunitat Valenciana, 1994, en el que la superficie destruida por el fuego devastó más de 138.000.

    Por su parte, el presidente del Gobierno murciano, Ramón Luis Valcárcel, dejó claro ayer que el incendio que afecta a la Comunidad de Murcia y que proviene de Hellín (Albacete) "no está ni tan siquiera estabilizado" y se trata de un incendio "vivo", por lo que solicitó más medios al Ejecutivo central. El ministro de Agricultura y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, y el de Defensa, Pedro Morenés, visitaron la zona y destacaron la "magnífica colaboración" existente entre las brigadas antiincendios de las comunidades y las enviadas por el Gobierno, tanto a Murcia, como a Valencia y a Castilla-La Mancha para acabar con los incendios.

    El Gobierno no se ha librado de las críticas por el fuego. Ecologistas en Acción de Murcia y Castilla-La Mancha afirmaron ayer que "la virulencia del gran incendio que asola el entorno del embalse del Cenajo y sus nefastas consecuencias están relacionadas con la falta de planificación y una gestión inadecuada de los espacios forestales, que se han agravado debido a los enormes recortes en personal y medios dedicados a la prevención".

    El problema de los incendios forestales es "estructural, no puntual" y la situación de "abandono" en la que se encuentran el monte de Valencia, donde ya no hay cultivos ni ganadería por la falta de rentabilidad, los convierte "en una bomba de relojería", según aseguró el profesor José Andrés Torrent, de la Universidad Politécnica de Valencia. Los alcaldes de los municipios afectados culpan a la falta de limpieza de los montes del fuego.

    Mientras tanto, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció ayer en Valencia que solicitará al Gobierno que tome "inmediatamente las ayudas oportunas" para los pueblos afectados por los incendios.Por otro lado, los tres acusados de originar el incendio en la Riba de Saelices (Guadalajara) en 2005, que acabó con la vida de 11 operarios que trabajaban en su extinción, aseguraron en el juicio que no son responsables del origen de las llamas.

    • 1