viernes, 26 abril 2019
10:02
, última actualización
Local

El funcionario de prisiones maltrató a su hijo según la familia de la víctima

El juicio al funcionario de prisiones acusado de matar a su mujer continuó ayer con la declaración de los familiares y amigos de la víctima, quienes sostuvieron que Rafael S. "maltrataba" a su hijo mayor, de seis años.

el 15 sep 2009 / 11:56 h.

TAGS:

El juicio al funcionario de prisiones acusado de matar a su mujer continuó ayer con la declaración de los familiares y amigos de la víctima, quienes sostuvieron que Rafael S. "maltrataba" a su hijo mayor, de seis años. La hermana de éste lo negó y aseguró que en este tiempo no ha sido capaz de "apoyar y hablar" con su hermano.

La segunda jornada del juicio, que se celebra en la Audiencia Provincial de Sevilla, se reanudó ayer con la declaración de familiares y personas próximas al entorno de la pareja. La sesión comenzó con una hermana de Montserrat, cuyo interrogatorio no concluyó el martes. Ella fue la primera que mantuvo que su cuñado "no trataba bien" al mayor de sus hijos de seis años que, "no quería ir con su padre".

Rafael S. -funcionario de prisiones, licenciado en Derecho y Graduado Social- volvió a comparecer ante el tribunal con la misma ropa que el día anterior -deportivas, camiseta y chándal- y escuchó todas las declaraciones de los testigos con la cabeza agachada. De vez en cuando, la levantaba, sólo al escuchar cosas como "le tiraba de la patilla" o "lo encerraba en el garaje con la luz apagada".

Pero el testimonio más duro fue el de su propia hermana, que no pudo contener el llanto, lo que provocó que el acusado rompiera a llorar en el banco de los acusados. La mujer, visiblemente afectada, negó que su hermano maltratara a su propio hijo -la acusación particular solicita que también sea condenado por ello-. "Nunca le encerró en el garaje. Los dos le daban algún cachete, pero porque el niño es muy inquieto", explicó.

La hermana de Rafael dijo que éste sólo le llamó "una vez para pedirme perdón" y que después no ha sido capaz de volver a hablar con él "ni de apoyarlo". Es más, aseguró que a través de otras personas conoció la intención de su hermano "de transferir todos sus bienes a sus hijos", pero no quiso intervenir ni ayudarle "porque no sé si eso tendría algún beneficio penal y no quiero que la familia piense que por eso le ayudé".

La mujer incluso dijo que "moralmente le parecía más justo que los niños estuvieran con la hermana de Montserrat" y pidió a la familia que no rompa el contacto "con los dos únicos sobrinos que tengo".

El resto de testigos -dos sobrinas de la víctima y amigas- corroboraron que Montserrat "había cambiado tras el matrimonio" y que la "ridiculizaba en público". Una de las sobrinas dijo haber visto "cómo encerraba al niño en la cochera", motivo por el que discutía con él.

El juicio, en el que Rafael se enfrenta a 28 años por asesinar y maltratar a su esposa, continúa hoy con la declaración de los peritos, forenses y los agentes que lo detuvieron.

  • 1