Local

El funcionario que ganó la extra en los tribunales sigue sin cobrar tras un año

La Junta de Andalucía aún no ha hecho efectivo el abono de la paga a este empleado público de Justicia pese a tener a su favor una sentencia, que trajo tras de sí un aluvión de reclamaciones.

el 29 oct 2014 / 11:23 h.

TAGS:

Jose Maria Aguilera José María Aguilera, el funcionario que ganó a la Junta en los tribunales. / Manuel R.T. La paga extra de Navidad 2012 sigue siendo una ilusión para José María Aguilera, pese a que una sentencia firme le considera el único funcionario de Justicia al que por ahora la Junta de Andalucía tiene obligación de devolver esta cuantía que fue retirada como medida económica ante la crisis. El empleado público aún no ha solicitado al Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 10 que lleve a cabo la ejecución forzosa, es decir que obligue a la Junta a cumplir, sino que se encuentra en fase de pago voluntario sin que el gesto se haya producido aún. La sentencia que avala la devolución de la paga extra a Aguilera fue todo un hito para el sector público. Era la primera con carácter favorable que recogía la devolución íntegra de la paga extra de Navidad y no solo una parte proporcional como se había logrado hasta ese 11 de noviembre de 2013. Eso sí, era una decisión judicial que solo podía ser aplicada a los funcionarios de Justicia, ya que el Gobierno olvidó actualizar la Ley Orgánica del Poder Judicial que afecta a estos funcionarios, pero no a otros empleados públicos de otras administraciones. Además, dentro de Justicia solo podían ser los de Sevilla quienes podían reclamarla, ya que el juzgado que dictó la sentencia solo tiene competencia para esta provincia. Dicho fallo adquirió carácter de firme cuando en enero de 2014 el juez desestimó el incidente de nulidad (última vía por la que la Junta podía impedir la ejecución de la sentencia) planteado por la Administración andaluza. A partir de entonces, quedaba claro que el funcionario que demandó tenía que cobrar su paga extra pasara lo que pasara. Sin embargo, un año después Aguilera sigue esperando percibir esta cuantía, aunque él se lo toma con resignación. «Me gustaría que cuando yo cobre también lo hagan mis compañeros», decía ayer, tras reconocer que su abogado no ha solicitado a la magistrada la ejecución forzosa de la sentencia. Este trámite supondría obligar a la Junta a pagar, lo que implica que en caso de que se negara incluso se podría llevar a cabo embargos sobre sus bienes. No obstante, lo que se esconde tras este espectacular retraso es el hecho de que las reclamaciones de la paga extra se hayan producido en avalancha. Es decir, los funcionarios judiciales de Sevilla están planteando extensiones de sentencias (así se llama el procedimiento para reclamar que se aplique una sentencia al estar en las mismas circunstancias que la persona que ha ganado la misma) para poder cobrar ellos también la sentencia. En julio, el 77 por ciento de la plantilla lo había planteado ya en julio, teniendo hasta el 11 de noviembre, cuando se cumple un año, para reclamarla. Para evitar este extremo, que supondría un desembolso para las arcas andaluzas, la Junta recurrió al Tribunal Supremo alegando interés de Ley, una opción que se alega cuando las consecuencias de aplicar una sentencia van más allá. Como ocurre en este caso en el que la Junta se agarra a una cuestión presupuestaria. Pero la Junta se ha visto sin el apoyo de la Fiscalía en este proceso. En caso de que el Alto Tribunal no dé la razón a la Junta, y al Abogado del Estado que también ha recurrido, las consecuencias pueden ser mayores, pues entonces podrían reclamar la paga todos los funcionarios de Justicia de España al ser el Supremo un órgano con competencia nacional. Esto supondría un coste de 27 millones de euros. Sin embargo, a Aguilera todo esto no debería afectarle, pues independientemente de estos recursos y de lo que se decida, él es el único que tiene garantizado el cobro. Quién lo diría.

  • 1