lunes, 18 marzo 2019
22:14
, última actualización
Cultura

El Fundi abandona la UCI al descartarse fractura craneal

El diestro José Pedro Prados El Fundi mejora del grave percance que sufrió ayer en San Sebastián y ha abandonado a media tarde de hoy la UVI del Hospital Donostia, tras descartar finalmente los doctores la fractura craneal diagnosticada inicialmente anoche, según informaron a EFE fuentes médicas.

el 16 sep 2009 / 07:18 h.

El diestro José Pedro Prados El Fundi mejora del grave percance que sufrió ayer en San Sebastián y ha abandonado a media tarde de hoy la UVI del Hospital Donostia, tras descartar finalmente los doctores la fractura craneal diagnosticada inicialmente anoche, según informaron a EFE fuentes médicas.

Las nuevas pruebas neurológicas a las que ha sido sometido El Fundi ayer lo confirman, por lo que el torero se encontraba anoche en una habitación de planta de este centro hospitalario donostiarra, donde deberá permanecer al menos veinticuatro horas más en observación.

Los médicos interpretaron en un primer momento la doble fisura craneal que sufrió el pasado mes de mayo al caerse de un caballo haciendo acoso y derribo, como una nueva fractura, lo que hubiese supuesto un gravísimo y muy preocupante diagnóstico, pero las nuevas pruebas la han descartado definitivamente.

Al parecer, el motivo de la hemorragia que sufría en el cráneo fue debido a la fractura del hueso del oído, que también se produjo en el mismo percance.

El Fundi permanece estable, consciente y orientado, aún muy mermado por el fuerte golpe que sufrió, pero los médicos ahora sí son optimistas en lo que respecta a su recuperación. El torero ha comido y se acuerda perfectamente de la faena a aquel toro de Victorino Martín hasta el momento del percance, cuando perdió la consciencia.

La tarde del sábado en Illumbe discurría con perfecta normalidad, El Fundi cerraba una tanda de circulares al final de la faena al cuarto, cuando, al terminar de pasar el toro y adornarse él agarrándose a sus lomos, el animal se volvió de pronto y le lanzó un derrote seco que lo volteó y le hizo caer boca abajo desde gran altura.

En el suelo el matador quedó inerte y el toro le buscó y le hirió también en el escroto, mientras él permanecía inmóvil. Tras el oportuno quite de las cuadrillas, fue izado y llevado a la enfermería sin conocimiento, con gran alarma de su cuadrilla.

El parte médico facilitado a los medios de comunicación por el doctor Eduardo Ayestarán, jefe del equipo médico de la enfermería del coso de Illumbe, decía el pasado sábado lo siguiente: "traumatismo craneoencefálico con pérdida de consciencia incluso de movilidad momentánea, aunque posteriormente la recuperó, otorragia (hemorragia en el oído) izquierda y desgarro en la bolsa escrotal".

  • 1