Deportes

El futuro del Betis y el de Lopera, a debate en la Junta de Accionistas

Manuel Ruiz de Lopera, consejero delegado del Real Betis, se enfrenta esta tarde a la junta general de accionistas más dura de sus 15 años de mandato. La oposición le pedirá cuentas, aunque duda de que se pueda expresar con normalidad. El club, por su parte, lo garantiza.

el 14 sep 2009 / 21:44 h.

Manuel Ruiz de Lopera, consejero delegado del Real Betis, se enfrenta esta tarde a la junta general de accionistas más dura de sus 15 años de mandato. La oposición le pedirá cuentas, aunque duda de que se pueda expresar con normalidad. El club, por su parte, lo garantiza.

El actual consejero delegado del Real Betis encara la cita de esta tarde parapetado en su incontestable mayoría accionarial y unos números que a priori serían alabados por la mayoría de accionistas. Como adelanto, la entidad heliopolitana presentará un superávit de 33 millones de euros del pasado ejercicio, basado fundamentalmente en la venta de Joaquín y Oliveira y además distintas aportaciones que Encadesa le ha realizado al Betis en el último ejercicio. Los accionistas sabrán también que el presupuesto del club para la siguiente temporada será de 33 millones de euros. Se trata de 9 más que en el pasado ejercicio, pues el conjunto heliopolitano presentó un presupuesto de 24 millones de euros. Manuel Ruiz de Lopera defenderá su modelo de gestión a pesar de las críticas y del reciente escrito a la Fiscalía General del Estado para investigar un presunto delito societario y volverá a presentar documentos de 1992 y anteriores que comprometerían a actuales miembros de la oposición.

La oposición llega a la cita articulada en dos grupos fundamentales, Béticos por el Villamarín y Por Nuestro Betis. Su poder accionarial es escaso y en ningún caso se impondrá en una votación, pues será alrededor de un 10% del total, pero ha conseguido la inclusión de algunos puntos en el orden del día y están dispuesto a indagar en la gestión de la entidad. El interés principal de Béticos por el Villamarín radicará en saber qué tienen que ver las empresas de Lopera con el Real Betis y desean además que el máximo accionista venda sus acciones a los béticos a un precio razonable, tal y como éste prometió en 1992. En definitiva, la democratización del club. La presencia de Hugo Galera, de Béticos por el Villamarín, por vez primera desde hace 15 años, le confiere también a la junta un elemento muy peculiar, ya que Lopera tendrá una cara rival enfrente. Béticos por el Villamarín le ha planteado al máximo accionista la posibilidad de llegar a un pacto para que éste venda sus acciones ante las actuaciones judiciales que se puedan realizar desde el escrito que ha llegado a la Fiscalía General del Estado, pero parece difícil que haya pacto.

Por Nuestro Betis, por su parte, desea ahondar en la gestión del club y que los pequeños accionistas tengan la posiblidad de ser escuchados sin ningún tipo de coerción.

el club garantiza orden. Fue Manuel Castaño, consejero de la entidad, el que ayer se refirió al desarrollo de la junta verdiblanca. Castaño aseguró que "el consejo garantizará el estricto cumplimiento de la ley en la junta. Todo el mundo que esté debidamente acreditado tendrá voz y voto. Aunque haya disparidad de opiniones, todos somos béticos".

  • 1