Local

El futuro es la animación

el 02 ago 2010 / 14:41 h.

TAGS:

De cine infantil se habla poco, a pesar de que hoy día las producciones dedicadas a los menores están teniendo cada vez más tirón dentro del mundo del Séptimo Arte. Los ingresos por taquilla en 2009, después de varios años titubeando, han subido un 8,6%, siendo las películas de animación las que más han aportado a este notable crecimiento.

A pesar de que el número de sesiones continúa decreciendo, lo cierto es que el número de espectadores ha aumentado. Según el Anuario de las Artes Escénicas, Musicales y Audiovisuales de 2010, de la recaudación total, 8,6%, un 7,1% corresponde al cine de origen estadounidense, mientras que el 15,6% queda para el cine español, siendo superior a la cuota de mercado alcanzada en 2008 (13%).

En todos estos porcentajes, la importancia del cine de animación es la nota dominate, puesto que las películas más taquilleras en 2009 pertenecen a este género: Up (con 3,7 millones de espectadores), Ice Age 3 (3,3 millones) y Avatar (3,05 millones). Junto a éstas no podemos olvidar Planet 51, la española que se ha codeado con los principales éxitos norteamericanos. Y es que, aunque todavía son las películas estadounidenses las más vistas, el cine español ha comenzado su andadura en el mercado cinematográfico con buen pie.

En esta época de crisis parece que esta industria está siendo una válvula de escape tanto para los más jóvenes como para los más mayores que ven en estas producciones de evasión un momento para aliviar estrés y tensiones acumuladas. Aunque parecía que el cine también iba a caer en picado e iba a sufrir las repercusiones de la crisis económica, lo cierto es que el nuevo formato, el 3D, ha aliviado los perjuicios en este sector, que por primera vez en cinco años aumenta la cantidad de espectadores.

Está claro que el formato estrella del momento es el cine digital. De hecho, apenas hay película que no se estrene así en los cines. El ejemplo más claro: desde que se proyectara Toy Store 3 el pasado 21 de julio ha recaudado 6,3 millones de euros, es decir, un total de 865.000 personas han acudido, con sus gafas especiales, a la gran pantalla. Por los grandes éxitos que se están consiguiendo con la animación y sus versiones en 3D, no hay compañía cinematográfica que no se quiera subir al carro.Los futuros proyectos vienen de la mano de Pixar que podrían llevar al cine a la rana Gustavo y a sus amigos. Los teleñecos, que ya triunfaron en la pequeña pantalla como serie de animación, ahora podrían encontrar una nueva vida en las taquillas del cine. Un nuevo proyecto en el que se combinarían efectos de animación con el rodaje de actores.

Pero no solamente las series de televisión llegarán a la gran pantalla. Ahora también los clásicos, en especial el famoso cuento de Hansel y Gretel. Los hermanos Grimm saltarán al formato digital de la mano de James Cameron quien será el principal diseñador de la aventura. Las escenas de la película aún no han sido rodadas, pero se espera que el rodaje comience en la primavera de 2011 en distintos lugares de Alemania.

Hasta 2012 habrá que esperar para ver esta película en el cine, hasta entonces, habrá que conformarse con el cartel. El futuro del séptimo arte, sin duda alguna, viene de la mano de la animación en tres dimensiones, aspectos que han supuesto un avance para los integrantes de la industria cinematográfica. Éxito y recaudación para las productoras y distribuidoras que han visto en buen filón en el cine infantil en 3D. n

  • 1