Cultura

El Gamoneda más íntimo se descubre en 'Iluminaciones'

Durante todo un año, a caballo entre Madrid y León, el escritor afincado en Sevilla Andrés Sorel ha buceado en la vida de Gamoneda, e incluso en las memorias que éste tiene escritas y aún sin publicar, para revelar lo más íntimo del poeta en un libro, Iluminaciones. Foto: Antonio Acedo.

el 15 sep 2009 / 19:23 h.

Durante todo un año, a caballo entre Madrid y León, el escritor afincado en Sevilla Andrés Sorel ha buceado en la vida de Gamoneda, e incluso en las memorias que éste tiene escritas y aún sin publicar, para revelar lo más íntimo del poeta en un libro, Iluminaciones. Antonio Gamoneda, que se presentará en enero próximo.

Sorel, autor prolífico y, desde Sevilla secretario general de la Asociación de Escritores de España, comentó ayer a Efe que el propio Antonio Gamoneda ya conoce el trabajo y está entusiasmado: "No sé si soy yo o me has inventado, pero en todo caso me has interpretado como yo no me interpreto", le dijo Gamoneda al terminar de leer el texto.

"Pasarían muchos años antes de que lograra comprender las razones que obligaban a los trenes, determinados trenes, a detenerse en aquel lugar; interpretar las causas que los impedían alcanzar su término, la estación de León, situada a un centenar de metros de distancia. Eran trenes cargados de presos". Así se inicia el primer capítulo del libro Iluminaciones, titulado Trenes, en el que revela las dramáticas vivencias de un niño que residía junto a la estación y contemplaba la llegada de los detenidos que pasaban bajo el balcón de su casa hacia el campo de concentración de San Marcos.

Alternando sus escritos con conversaciones y poesías de Gamoneda, Sorel se adentra en el autor a través de diez epígrafes: Trenes, Madrugadas, Lecturas, Amores, Poesía, Nieves, Tristezas, Palabras, Pobreza y La Nada, última de las partes y "la más dolorosa porque nos acerca inexorablemente a la muerte", ha dicho Sorel.

El libro le ha llevado un año de trabajo, con estancias en León, conversaciones en León y Madrid, "y hasta un viajecillo juntos en tren hasta Boñar, donde nos encontramos con Julio Llamazares, a quien también se cita en el texto", ha añadido.

"He querido recoger lo que fue su ámbito vital, por eso he insistido en conocer León en la guerra y la posguerra. He consultado archivos de 1936 y hasta un libro de quien fue presidente de la Diputación y alcalde circunstancial de León al poco de estallar la lucha, unas memorias transcritas a mano que me dejó su nieta...", continúa.

El autor ha investigado sobre los compañeros que colaboraron con Gamoneda en los años 50 en la resistencia antifranquista, que más le influyeron y que en su mayoría terminaron de forma dura; a uno de ellos le llama "el hombre de la nieve", quien dio lugar a un "poema terrorífico". "Tambien he recogido datos de otro responsable del Partido Comunista en la Renfe de León, y del que conseguí en Madrid algunos más que Gamoneda desconocía, porque era una época de clandestinidad", dice.

  • 1