Local

El gasto en las celebraciones de Nochevieja se desploma por la crisis

La Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU) estima que el gasto medio no superará los 40 euros.

el 30 dic 2010 / 10:47 h.

TAGS:

  • El gasto medio por persona en las celebraciones de Nochevieja será sensiblemente inferior al de años anteriores, incluso podría desplomarse a la mitad debido a la crisis, ya que las familias ahorrarán en vestuario y fiestas fuera del hogar, según cálculos de alguna organización de consumidores.

    Si se opta por celebrarlo fuera de casa, las asociaciones de usuarios aconsejan comprobar si los locales disponen de los permisos en regla y las medidas de seguridad pertinentes y que no se rebase el aforo autorizado, además de guardar las entradas y la publicidad para una eventual reclamación.

    En este caso, los precios pueden variar entre más de 200 euros del "todo incluido" (cena y copas) y los 40 como mínimo por entradas a locales con consumiciones de bebidas incluidas, según datos del portal en internet Eventoclick, especializado en celebraciones y congresos.

    La Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU) estima que el gasto medio no superará los 40 euros, cuando hace tres años rondaba los 80, en vísperas de la crisis, y los recortes serán principalmente en ropa y calzado.

    Frente a la tendencia de otros años de comprar ropa variada y específica para la ocasión, ahora se opta por adquirir sólo complementos o una única prenda festiva por unos 15 euros de media.

    También crecen las fiestas en domicilios u organizadas en locales por los propios interesados o por entidades públicas o sociales a un precio más asequible (no más de 25 euros) que el de las macrofiestas tradicionales.

    Las cenas serán "compartidas", en las que cada comensal aporta un plato, y mayoritariamente en casa, frente al "cotillón todo incluido".

    Estas reducciones vienen confirmadas por un estudio de la Unión de Consumidores de España (UCE) sobre toda esta Navidad, en el que los encuestados adelantaban que gastarían menos en salidas y celebraciones, aunque sin concretar en el caso de fin de año.

    A pesar de todo, miles de personas despedirán 2010 en discotecas, hoteles y restaurantes, pero también en otro tipo de locales, como naves industriales, almacenes o garajes, que necesitan una licencia especial para ello, ya sea del ayuntamiento o de la administración autonómica, han explicado a EFE las organizaciones de consumidores.

    Algunos locales de hostelería la necesitarían también para organizar actividades distintas de las habituales, por ejemplo un restaurante que pretende ofrecer excepcionalmente un espectáculo con música, según FACUA-Consumidores en Acción.

    Su portavoz, Rubén Sánchez, ha dicho a EFE que hay una falta de controles suficientes de las administraciones sobre estas fiestas para detectar las "piratas" y la venta de más entradas que la capacidad máxima de local, que puede suponer riesgos para los usuarios o simplemente dificultar el disfrute.

    Desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), se recuerda a las empresas organizadoras que a partir de cien personas, las fiestas deben tener un vigilante jurado mientras que la empresa organizadora debe contar con un seguro de responsabilidad civil para los daños que se pudieran derivar.

    También apuntan que el derecho de admisión solo es lícito si se expone en un cartel visible y si las condiciones están justificadas en razones objetivas.

    También la Federación de Usuarios-Consumidores Independientes (FUCI) insta a las administraciones a que "intensifiquen" las inspecciones pare prevenir abusos e incidentes.

    Los clientes deberían avisar a la policía si consideran que su seguridad está en peligro, y el local podrá ser desalojado si una inspección detecta irregularidades en el momento de la fiesta.

    Las quejas más frecuentes suelen estar relacionadas con "incumplimientos" sobre la hora de cierre, características de la música y calidad y cantidad de bebidas y comestibles que se prometen en carteles, folletos o anuncios, que tienen valor "contractual" y "vinculante".

    Otras tienen que ver con la pérdida o deterioro de prendas que se dejan en el guardarropa.

    Además, el presidente de la UCE, José Ángel Oliván, advierte del fenómeno reciente de las entradas falsas de locales de moda que se venden por Internet, así que recomienda que se adquieran sólo en puntos autorizados, algo que también aconseja la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU).

    Su portavoz, David Hurtado, insiste también en asegurarse de que el local cumple los requisitos legales para la cena o espectáculo anunciado y conservar todo tipo de documentación que pudiera avalar cualquier queja.

    En todo caso, los locales están obligados a tener hojas de reclamaciones para los clientes, que pueden avisar a la policía municipal si se les deniegan.

    • 1