Local

El gasto medio por hogar baja un 3,5% entre 2006 y 2011

El destinado a la vivienda se dispara un 21,7%

el 29 oct 2012 / 12:17 h.

TAGS:

El gasto medio de cada hogar español alcanzó los 29.482 euros en 2011, lo que significa un descenso del 1% respecto a 2010 y un 3,5% menos en relación a 2006, según la Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) de 2011 publicada este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El gasto medio por persona ascendió el año pasado a 11.137 euros, un 0,2% menos que en 2010 y un 0,5% superior al del ejercicio 2006, cuando empezó a elaborarse esta encuesta.

En total, el gasto en consumo de los hogares cayó un 2,8% el año pasado en términos constantes, mientras que se mantuvo en niveles similares a los de 2010 en términos corrientes.

Según el INE, los hogares españoles destinaron el año pasado 9.228 euros del total de su presupuesto a gastos relacionados con la vivienda, cifra que representa un 21,7% más que en 2006, cuando a este apartado se destinaban 7.582 euros.

Con los datos de 2011 en la mano, la vivienda acapara el 31,3% del presupuesto de las familias. Este porcentaje, que ha ido creciendo progresivamente, ha experimentado una subida de seis puntos y medio desde 2006.

Los gastos de vivienda engloban alquileres, todos los servicios de la vivienda y reparaciones, así como el valor del alquiler que se pagaría en el mercado por una vivienda similar a la ocupada en los casos de viviendas en propiedad o cedida.

Tras la vivienda, el gasto de los hogares en enseñanza es el que más se ha incrementado entre 2006 y 2011, con un crecimiento del 12%, seguido del gasto en bebidas alcohólicas y tabaco (+9,1%), comunicaciones (+5,3%), y salud, donde las familias gastaron un 0,9% más que en 2006, principalmente en medicinas y productos farmacéuticos.

En el resto de grupos, los hogares redujeron sus gastos en 2011 respecto a 2006. Así, las familias españolas gastaron el año pasado un 24,2% menos en ropa y calzado en comparación con 2006 y disminuyeron su gasto en mobiliario un 23,3%. Al transporte dedicaron un 21,6% menos de lo que se gastaban en 2006.

En hoteles, cafés y restaurantes se gastaron un 11,9% menos que en 2006; en ocio y espectáculos un 11,4% menos, en otros bienes y servicios (cuidados personales, joyas, servicios de seguros) un 8,5% menos, y en alimentos y bebidas no alcohólicas recortaron un 3,5% su presupuesto respecto a 2006.

SE DISPARA EL GASTO EN ALQUILERES REALES Y SE HUNDE EL DE VEHÍCULOS.

Entre 2006 y 2011, las partidas que han experimentado un mayor incremento del gasto por hogar han sido los alquileres reales, con una subida del 45,4%; electricidad, gas y otros combustibles (+45%) y los servicios relacionados con la vivienda, como los gastos de comunidad y el agua, que aumentaron un 30,9% en este periodo.

Las rúbricas que han registrado un descenso más acusado en el gasto por hogar fueron la compra de vehículos, que bajó un 51,9% en esos años, la de muebles (-41,1%) y los equipos audiovisuales y ordenadores (-30,3%).

Según Estadística, cada hogar destinó el año pasado un 14,4% de su presupuesto (4.241 euros) a alimentos y bebidas no alcohólicas, y un 12% a transportes (4.504 euros). El transporte es, junto a la ropa y el mobiliario, los grupos que más han reducido su peso en el presupuesto medio de los hogares desde 2006.

EL MENOR GASTO POR HOGAR: PARADOS E INACTIVOS.

Los valores más elevados del gasto medio por persona se registraron en País Vasco (13.774 euros), que supera en un 23,7% la media nacional (11.137 euros); Madrid (13.412 euros) y Navarra (13.043 euros).

Les siguieron Cataluña (12.149 euros), Cantabria (11.591 euros), Asturias (11.387 euros), Baleares (11.369 euros), La Rioja (11.341 euros), Aragón (11.130 euros), Castilla y León (10.782 euros), Galicia (10.759 euros) y Comunidad Valenciana (10.140 euros).

Completan la lista, con gastos medios por debajo de los 10.000 euros por persona, Andalucía (9.854 euros), Castilla-La Mancha (9.683 euros), Murcia (9.566 euros), Extremadura (9.206 euros) y Canarias (9.066 euros).

Los datos del INE revelan también que los hogares cuyo sustentador principal tenía nacionalidad española presentaron el año pasado un gasto medio de 11.636 euros, frente a los 8.105 euros de aquellos sustentados por un extranjero. Además, el gasto medio por persona fue de 10.979 euros en los hogares sustentados por un hombre y de 11.615 euros en los sustentados por una mujer.

Por edades, el único grupo de hogares que incrementó su gasto medio entre 2006 y 2011 fue el de los hogares cuyo sustentador principal era una persona de 65 o más años (23.888 euros en 2011 frente a 20.346 en 2006).

Los ocupados y los parados gastaron mucho menos en su hogar en 2011 que cinco atrás. En concreto, los hogares que tenían como sustentador principal a un ocupado gastaron una media de 33.655 euros en 2011, un 4,9% menos que en 2006, mientras que los que estaban sustentados por un parado han recortado sus gastos en estos cinco años un 13,2%, hasta 19.843 euros en 2011 (22.863 euros en 2006).

Los hogares con un jubilado o retirado como sustentador principal gastaron una media de 26.014 euros el año pasado, un 9% más que en 2006, mientras que los sustentados por otros inactivos (estudiantes, amas de casa, rentistas, personas incapacitadas para trabajar) elevaron el gasto medio de sus hogares un 22,1% en este periodo, hasta los 20.022 euros.

  • 1