Local

El gemelo indio del Cristo de la Buena Muerte de Los Estudiantes

Una reproducción del Cristo de la Buena Muerte presidirá desde el próximo domingo la nueva iglesia en la localidad india de Umarpada, cuya construcción ha sufragado la Hermandad de Los Estudiantes, en colaboración con otras cofradías de la ciudad.
· Ver fotogalería

el 14 sep 2009 / 23:16 h.

TAGS:

Una reproducción del Cristo de la Buena Muerte presidirá desde el próximo domingo la nueva iglesia en la localidad india de Umarpada, cuya construcción ha sufragado la Hermandad de Los Estudiantes, en colaboración con otras cofradías de la ciudad -las de Santa Genoveva, Gran Poder y La Paz- dentro de sus proyectos de acción social.

Por expreso deseo de la comunidad católica de la zona -religión minoritaria en una país de mayoría hindú- el templo levantado gracias a la aportación económica de la cofradía universitaria estará presidido por una copia a tamaño natural del Crucificado de Juan de Mesa, cuya ejecución se ha encargado a artistas indígenas. A tal fin, la Hermandad de Los Estudiantes aportó los recursos necesarios amén de abundante documentación gráfica para que los escultores locales llevaran a cabo una reproducción lo más fiel posible del Cristo tallado por el imaginero cordobés en 1620 para la Casa Profesa de la Compañía de Jesús en Sevilla.

La hechura del gemelo indio del Cristo de Los Estudiantes se ha llevado a cabo en el taller más antiguo y de mayor solera de la localidad de Vasai, cerca de Bombay, el taller de los hermanos Sikuera, donde toman cuerpo buena parte de las imágenes religiosas que son enviadas a todas las iglesias, conventos y misiones de India.

A 10.000 kilómetros de distancia de Sevilla, valiéndose únicamente de un puñado de herramientas rudimentarias y de las fotografías remitidas desde la Lonja de la Universidad, los imagineros nativos de este taller han logrado arrancar de la madera de un modo sorprendente una reproducción fidedigna del Crucificado de Juan de Mesa. Tanto que hasta el hermano mayor de la cofradía universitaria, Antonio Gutiérrez de la Peña, no oculta su asombro por el extraordinario parecido de la réplica con su hermano mayor. "Al principio, teníamos un poco de miedo, pero al ver las fotos nos hemos quedado asombrados, ya que se trata de una escultura muy lograda".

Será el próximo domingo, 3 de febrero, cuando la nueva iglesia levantada en un pequeño pueblo situado en el centro de una extensa zona agrícola, al sur del estado de Gujarat, haga sonar sus campanas para celebrar entre sus muros la primera eucaristía. Centenares de fieles indios gozarán al fin de un lugar donde poder reunirse y acercarse a Dios, postrándose a los pies de un Cristo indio con alma sevillana. "Es la mayor satisfacción que me llevo de mis ocho años como hermano mayor", concluye Gutiérrez.

  • 1