Local

El general Mena dice que su crítica al Estatut era en nombre del Ejército

El general José María Mena, que fue cesado como jefe de la Fuerza de Tierra por sugerir la intervención militar en caso de que el Estatut de Cataluña vulnerara la Constitución, se reafirmó ayer en su discurso, que reflejaba "la inquietud de sus 30.000 hombres".

el 15 sep 2009 / 00:21 h.

TAGS:

El general José María Mena, que fue cesado como jefe de la Fuerza de Tierra por sugerir la intervención militar en caso de que el Estatut de Cataluña vulnerara la Constitución, se reafirmó ayer en su discurso, que reflejaba "la inquietud de sus 30.000 hombres". Mena también lanzó críticas al proceso de paz del Gobierno de ETA.

Mena hizo estas y otras reflexiones en la presentación de su libro Militares: los límites del silencio, en el que relata los pormenores del caso Mena y rompe, por primera vez, con el silencio mantenido en los dos últimos años. El teniente general fue cesado de su cargo tras el discurso que pronunció en la Pascua Militar en 2006, en el que alertaba de las "graves consecuencias" que traería la aprobación del Estatuto de Cataluña y aludía a la posibilidad de una intervención del Ejército en el caso de que la reforma excediera los límites constitucionales.

Mena aclaró que sus superiores desconocían el contenido del discurso que pronunció, si bien subrayó que la cúpula militar del Ejército de Tierra conocían sus "sentimientos" al respecto y que sus hombres sentían "la misma inquietud". "No es que hablara con los 30.000 [hombres que tenía bajo su mando], pero hablé con todos los jefes de unidad y en conversaciones informales en las visitas que hacia en las reuniones me comentaban todo este aspecto", agregó.

En este sentido, precisó que con sus declaraciones "pretendía que la sociedad supiese el sentimiento que tenían las Fuerzas Armadas" y la preocupación existente ante la aparición del proyecto del Estatuto de Cataluña, "fundamentalmente en tres temas relacionados con la Nación, la lengua y la justicia", que influían "decisivamente en la actuación y en la eficacia de las fuerzas de seguridad".

Mena, crítico con la política del Gobierno, avisó de que el Estatut "abrió la caja de los truenos" al resto de comunidades autónomas que pretendan conseguir los mismos derechos e insistió en que el texto "amenaza" a España porque reconoce la categoría de nación a Cataluña. "Si esto lo hacen todas las autonomías acabamos en un estado confederal que, de momento, no recoge la Constitución", añadió.

Sobre sus críticas a la democracia española, Mena recalcó, en el capítulo de su libro titulado Una mala política, "los errores" del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en su legislatura, entre los que destacó "el mal llamado proceso de paz" y el "intento de modificación" de la organización territorial del Estado iniciada con la aprobación del Estatut.

En esta ocasión, las críticas de Mena no serán sancionadas. El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, incidió ayer en que el ex jefe militar "no tiene ninguna vinculación con las Fuerzas Armadas" y, por tanto, no cabe sanción. Además, aclaró que en su polémico discurso incurrió en "lo peor" que puede cometer un militar: faltar a la "neutralidad política" y la lealtad al Gobierno "elegido por todos los ciudadanos".

Alonso añadió que no tiene interés en analizar las orientaciones políticas de Mena y subrayó el alto nivel de cualificación de las Fuerzas Armadas, su excelente trabajo y el cumplimiento de la misión para garantizar la seguridad de los españoles.

  • 1