Economía

El Gobierno accede y pospone dos semanas la reforma laboral

Corbacho avisa a sindicatos y patronal de que no habrá más demoras

el 21 ene 2010 / 11:14 h.

El Gobierno ha escuchado la petición conjunta de patronal y sindicatos y accedió ayer a retrasar su propuesta de reforma laboral hasta el 5 de febrero, para dar tiempo a los agentes sociales a cerrar antes la negociación colectiva. No obstante, el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, advirtió de que no admitirá más demoras.

Corbacho, anunció que el informe sobre la reforma laboral que ha preparado su departamento y que estaba previsto que fuera analizado hoy por el Consejo de Ministros será debatido el 5 de febrero "sin más retrasos".

El aplazamiento de dos semanas fue decidido tras la petición conjunta de sindicatos y empresarios del pasado miércoles en el seno del diálogo social, y persigue "no interferir" en las conversaciones finales de la negociación colectiva.

Así, Corbacho reclamó a los agentes sociales que "aceleren al máximo" sus negociaciones porque el aplazamiento no puede ser sine die y hay que empezar a discutir cuanto antes las medidas para el mercado de trabajo.

Además, precisó que el Consejo de Ministros del 5 de febrero estudiará también la propuesta del Ejecutivo de reforma del sistema de pensiones, porque está "interrelacionada" con la laboral.

Esta decisión trastoca el calendario al que se comprometió el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, cuando anunció las iniciativas inmediatas que adoptaría el Ejecutivo en el inicio del año, entre las que incluía las propuestas laborales de hoy y las de la reforma de las pensiones para el día 29.

El ministro de Trabajo restó importancia a este cambio de fechas porque, según señaló, "no se puede trabajar nunca con un calendario fijo y pensando que si se llega es un éxito y si no un fracaso; no es ésa la voluntad del Gobierno", ahondó.

Se mostró además convencido de que lo que importa es que se ha reiniciado el diálogo social y hay voluntad de todas las partes de alcanzar un acuerdo. "Cuanto antes podamos ir aprobando cosas, mejor", pero "ya no nos va a mover una cuestión de tiempo, de días o de semanas", añadió.

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, que adelantó por la mañana la decisión del Gobierno, valoró este gesto por entender que no habría sido bueno que el Ejecutivo actuase "de forma compulsiva".

"Sería malo que un paquete (de medidas) decidido en Consejo de Ministros interfiriese en negativo sobre la negociación bilateral", dijo Fernández Toxo.

En cualquier caso, admitió que los procesos no se pueden alargar, y por eso expresó su intención de llegar a un acuerdo en la negociación colectiva antes de la segunda quincena de febrero, un aspecto en el que también confió el secretario general de la CEOE, José María Lacasa.

  • 1