Local

El Gobierno advierte a Gordillo de que ser diputado no da la impunidad

El ministro de Interior espera que el diputado andaluz acuda a la citación  judicial y dice que "la ley es igual para todos"

el 10 ago 2012 / 20:13 h.

TAGS:

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado que espera que el alcalde de Marinaleda (Sevilla) y parlamentario de IULV-CA, Juan Manuel Sánchez Gordillo, "como diputado que es, que debe ser ejemplar en el cumplimiento de la ley, acuda a la citación judicial" por el asalto a un supermercado en Ecija (Sevilla), en el que participó junto a otros miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT).

Así lo ha señalado el ministro este viernes antes de asistir a la presentación de un libro en la localidad navarra de Fitero, donde, en declaraciones a los periodistas, ha recordado que Sánchez Gordillo "ya ha recibido en el Ayuntamiento la citación judicial para comparecer ante la justicia".

Fernández Díaz ha defendido que "la ley es igual para todos" y ha destacado que "si un grupo de personas se mete en un supermercado, coacciona o actúa violentamente contra empleados, y roba una serie de productos, evidentemente esto es un acto manifiestamente ilegal".

Ante ello, ha añadido, "evidentemente la Policía y la Guardia Civil tienen la obligación, y más si cabe cuando ha sido denunciado por el establecimiento, de localizar y detener a esas personas y ponerlas a disposición de la justicia". "Eso es lo que se ha hecho", ha agregado.

En este sentido, ha explicado que "hasta este momento, la Policía ha detenido ya a siete personas que participaron en este acto delictivo" y "han sido puestos en libertad, pero en condición de imputados". En concreto, ha indicado que "se les imputa el delito de robo con violencia a las personas, que está penado con penas de cárcel de 2 a 5 años, además de la obligación de no poder acercarse más cerca de 300 metros del establecimiento donde provocaron estos actos delictivos".

"Evidentemente así vamos a actuar, sólo faltaría que algunas personas se erigieran en una especie de salvadores de la patria, se crean que están por encima del bien y del mal, que no les juzgaran y aplicaran el Estado de Derecho y se pudieran saltar las leyes como ellos quisieran. Eso sería la ley de la selva", ha afirmado.

Así, Fernández Díaz ha defendido que "el fin no justifica los medios y, evidentemente, al igual que con otras personas que cometieran esos actos delictivos se actuaría, pues en este caso también".

"SER DIPUTADO NO DA IMPUNIDAD"

Por otro lado, el ministro del Interior ha insistido en que "el ser diputado no te da impunidad, al contrario". En este sentido, ha destacado que "ser diputado o parlamentario tiene que ser causa de una especial ejemplaridad en el cumplimiento y en el respeto del Estado de Derecho y de las leyes". "Una cosa es impunidad y otra cosa es inmunidad", ha añadido.

Así, ha señalado que "la inmunidad o aforamiento parlamentario trae causa de la inviolabilidad del Parlamento" y que "los hechos que provocan el aforamiento y la inmunidad parlamentaria han de estar relacionados con la función parlamentaria".

"No creo que la función parlamentaria está relacionada con robar alimentos y productos en los supermercados, por tanto, como dice además la ley, si un ciudadano, sea diputado o no, comete o es visto realizando un delito en situación flagrante, debe ser detenido como cualquier otro ciudadano", ha afirmado.

Por supuesto, ha precisado, "sea diputado o no, si es visto por las fuerzas de seguridad cometiendo un delito de forma flagrante, tienen la obligación de detenerle y ponerlo a disposición judicial".

En todo caso, ha concluido, "estamos en un país serio y un país civilizado donde hay mucha gente que lo está pasando mal". "Somos conscientes de ello, pero eso no justifica el que se pueda violar la ley de esa manera y que la gente empiece a tomarse la justicia por su mano y considerar que puede hacer lo que le dé la gana", ha sostenido.

 

  • 1