Economía

El Gobierno aprueba hoy un ahorro de 5.000 millones

El decreto se centra en el Impuesto de Sociedades y el gasto farmacéutico.

el 18 ago 2011 / 19:39 h.

Reducir el gasto farmacéutico es uno de los ejes del nuevo decreto.

El Consejo de Ministros tiene previsto aprobar hoy un decreto-ley para acelerar la reducción del déficit público, con el que pretende ahorrar unos 5.000 millones, sustentado en dos medidas principales: la racionalización del gasto farmacéutico y una reforma parcial del Impuesto de Sociedades que afectará a las empresas de mayor tamaño, aquellas que superen los seis millones de euros de facturación.

El Ejecutivo quiere convalidar este decreto en el Parlamento cuanto antes, a ser posible la próxima semana, por lo que pedirá la convocatoria de un pleno extraordinario del Congreso. Zapatero anunció estas medidas el pasado 29 de julio, aunque se limitó a señalar que la norma mejorará la recaudación del impuesto y recortará el gasto en farmacia.

Pero la vicepresidenta económica Elena Salgado ha ofrecido alguna pista más. La idea es que las empresas de mayor dimensión incrementen los pagos a cuenta, lo que permitiría al Estado ingresar unos 2.500 millones. No se trata, pues, de que las empresas paguen más (el tipo de tributación no se va a tocar), sino de que lo hagan antes.

Actualmente, las empresas tienen la obligación de realizar tres pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades durante el ejercicio fiscal en abril, octubre y diciembre. Son pagos a cuenta que se compensan una vez que se liquida el impuesto (entre el 1 y el 25 de julio de cada año para las empresas cuyo ejercicio fiscal es el año natural).

Las empresas tienen dos formas de realizar estos pagos: aplicando un porcentaje del 18% sobre la cuota íntegra del último Impuesto de Sociedades declarado o en base a los resultados del ejercicio. Con un tipo de tributación del 30%, el porcentaje a aplicar sería del 21%.

Las pequeñas empresas pueden optar por cualquiera de los dos métodos, pero las grandes solo pueden recurrir a la segunda opción.

El Gobierno dice que lo que quiere hacer es mejorar la gestión de este tributo, haciendo su recaudación más rápida y eficiente. Esto puede hacerse o subiendo el número de pagos fraccionados o elevando el porcentaje sobre el que se calculan los pagos a cuenta.

Según el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF), la intención del Ejecutivo es elevar el porcentaje de sus pagos fraccionados (ahora se sitúa en torno a un 21%), con lo que Hacienda obtendría más dinero por anticipado.

La medida no supondría una subida de su tributación, pero tendrán que adelantar al Estado más dinero.

No obstante, el Gobierno podría tener que recurrir en próximos Consejos de Ministros a una subida de los impuestos especiales, principalmente del de hidrocarburos, para poder alcanzar el ahorro de 5.000 millones previsto, según el portavoz de los Inspectores de Hacienda, Francisco de la Torre.

La razón es que la caída del 15% de la recaudación del Impuesto de Sociedades en lo que va de año hará "bastante complicado" obtener los 2.500 millones que prevé el Ejecutivo -que se sumarían a los 2.500 millones de ahorro en gasto farmacéutico-.

Salgado ha indicado que quiere que estos cambios se mantengan durante el periodo de ajuste del déficit, es decir, hasta 2013.

El cambio no ha gustado a la CEOE, que considera que "resta capacidad financiera a las empresas" en un momento en el que además escasea el crédito.

  • 1