Local

El Gobierno bajará las cuotas a las empresas que contraten

La ayuda de 350 euros vinculada a la formación arrancará el día 16

el 20 ene 2011 / 21:08 h.

TAGS:

El Gobierno reducirá las cuotas empresariales a la Seguridad Social a las empresas que creen nuevos puestos de trabajo a tiempo parcial para jóvenes menores de 30 años y personas en desempleo de larga duración (inscritas en las oficinas de empleo al menos 12 meses en los 18 meses anteriores a su contratación).

Así consta en el documento que el Ministerio de Trabajo ha enviado a las comunidades autónomas con la propuesta para reformar las políticas activas de empleo, que será discutido en la conferencia sectorial de Empleo que se celebrará el lunes y al que tuvo acceso Europa Press.

Esta medida forma parte de un plan de choque para combatir el desempleo de los jóvenes y las personas en paro de larga duración con efectividad "a corto plazo", que incluye también la nueva ayuda de 350 euros vinculada a la formación para los desempleados sin ingresos y que sustituye a los 426 euros.

En concreto, el programa, que durará seis meses, beneficiará a las empresas que contraten a tiempo parcial a personas de estos colectivos inscritas como desempleadas en la oficina de empleo al menos desde el 1 de enero de 2011. Los contratos podrán ser indefinidos o temporales de al menos seis meses e implicarán una jornada laboral mínima del 50% de la habitual.

La reducción de las cuotas empresariales a la Seguridad Social, que podrá aplicarse por las empresas durante un periodo máximo de un año, será del 100% si el contrato lo realiza una empresa pequeña o mediana (con una plantilla inferior a los 250 trabajadores) y del 75% para las empresas más grandes.

Además, el Gobierno incentivará la conversión de los contratos a tiempo parcial de carácter temporal en indefinidos a través de bonificaciones de cuotas y del contrato para el fomento de la contratación indefinida. La transformación deberá hacerse antes de que el contrato a tiempo parcial cumpla un año.

La ayuda de 350 euros vinculada a acciones formativas que sustituye a la de 426 euros estará destinada a parados que hayan agotado su protección y carezcan de rentas superiores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Tendrá una vigencia de seis meses y estará dirigida a los desempleados que hayan finalizado sus prestaciones entre el 16 de febrero y el 16 de agosto de este año.
La ayuda se concederá en función de las disponibilidades económicas, contará con una dotación específica y estará vinculada a una acción formativa que deberá conducir a la obtención de un certificado de profesionalidad o de una cualificación profesional referida a sectores emergentes o con potencial de crecimiento. La formación deberá durar entre 300 y 600 horas y podrá sustituirse parcialmente por prácticas no laborales para jóvenes menores de 30 años.

Podrá ser compatible con las rentas, ayudas y salarios mínimos de inserción de las comunidades autónomas. En este caso, se percibirá sólo cuando la cantidad total no supere el 75% del SMI. Si se supera el límite, se descontará de la ayuda el importe que exceda dicha cantidad.

Otra medida que contempla el plan de choque es la redistribución transitoria del presupuesto de formación para el empleo con el fin de responder mejor a las necesidades de recualificación de los desempleados. En este sentido, el Gobierno aconseja destinar, transitoriamente, el 40% a la formación de ocupados y el 60% restante a la de las personas desempleadas.

Finalmente, el plan invita a llevar a cabo acciones de mejora de la empleabilidad que combinen actuaciones de orientación y formación con itinerarios individuales y personalizados.

  • 1