viernes, 22 marzo 2019
22:01
, última actualización
Economía

El Gobierno 'blindará'los depósitos bancarios para tranquilizar a los ciudadanos

El Gobierno español anunció ayer que aumentará, con carácter "inmediato", el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), esto es, el instrumento que garantiza un máximo de 20.000 euros por titular y entidad financiera en el hipotético caso de quiebra de un banco. Foto: EFE

el 15 sep 2009 / 16:21 h.

El Gobierno español anunció ayer que aumentará, con carácter "inmediato", el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), esto es, el instrumento que garantiza un máximo de 20.000 euros por titular y entidad financiera en el hipotético caso de quiebra de un banco.

El Ejecutivo de Rodríguez Zapatero reaccionó ayer con este anuncio -del que, no obstante, no detalló cifras- para lanzar un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos, y después de ver cómo media Europa está optando por medidas similares para aumentar las garantías que protegen a los ahorradores ante eventuales quiebras de entidades financieras.

Sólo unas horas después, al filo de la medianoche, los ministros de Finanzas de la UE alcanzaron un acuerdo, que aún deben respaldar los 27, para elevar la garantía mínima de los depósitos en la UE por encima de 40.000 euros. A la salida de la reunión, el vicepresidente económico, Pedro Solbes, confirmó que los ministros están de acuerdo en "aumentar sustancialmente" la cantidad mínima que deben cubrir los fondos de garantía de depósitos. Según la legislación actual, los sistemas de garantía deben asegurar un importe mínimo de 20.000 euros por entidad y titular en caso de quiebra de un banco, aunque los Estados pueden ofrecer una garantía adicional.

Tras constatar que cuenta con el respaldo de los 27, la CE presentará iniciativas para elevar el citado umbral, señaló el comisario de asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, quien precisó que el objetivo es que los cambios entren en vigor rápidamente. "Vamos a presentar mañana [por hoy] al Ecofín propuestas para mejorar los sistemas de garantías de depósitos", indicó Almunia. Solbes tampoco precisó la cantidad en estudio pero sí dijo que era "claramente mayor" que los 40.000 euros propuestos hace unos días por el presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso.

Con esta decisión, la Comisión busca poner freno a las medidas unilaterales adoptadas en los últimos días por varios Estados miembros, de ofrecer garantía total a los fondos depositados en las entidades de su territorio, para contribuir a su estabilidad y transmitir confianza a los ahorradores. "Hay que evitar las consecuencias negativas de estas medidas unilaterales", señaló Almunia.

España fue ayer el último país en sumarse al aumento de esta cobertura, que anunciaron fuentes de Moncloa tras la reunión que mantuvo el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con los presidentes y responsables de varios bancos y cajas de ahorros para analizar la situación del sistema financiero. En el encuentro participaron los presidentes del BBVA, Francisco González; de Unicaja, Braulio Medel; del Banco Popular, Ángel Ron; de Caja Madrid, Miguel Blesa; así como de La Caixa, Isidro Fainé, y el consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz.

El aumento del fondo tiene como objetivo "reforzar" la confianza de los ciudadanos, depositarios de cuentas y empresarios en el sistema financiero español. Con esta decisión, España se une a las medidas anunciadas por un buen número de países europeos de aumentar las garantías de los depósitos de sus ahorradores, en la mayoría de los casos hasta asegurar el 100% de los mismos. Un camino que abrió Irlanda, aunque con matizaciones. Y es que, en este caso, las garantías sobre la totalidad de los depósitos se extendía a los seis bancos nacionales, lo que generó malestar por la competencia desleal que suponía para el resto de entidades. Bruselas ya le ha planteado esos "retoques" y todo apunta a que la medida se extenderá a todos los bancos. Alemania -muy crítica con la medida irlandesa- era la siguiente en aportar garantías estatales. Y Grecia, Suecia, Dinamarca, Austria y Portugal siguieron los mismos pasos para contribuir a la estabilidad de los bancos y tranquilizar a los ciudadanos.

Por su parte, el presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, dejó claro que los Estados miembros pueden elevar las garantías de los depósitos, pero asimismo les pidió que colaboren entre sí para asegurar un enfoque "coordinado" y que los sistemas nacionales "interactúen correctamente".

  • 1