viernes, 22 febrero 2019
00:32
, última actualización
Local

El Gobierno británico se baja el sueldo para reducir gastos

El déficit y Afganistán fueron los temas claves de su primera reunión.

el 13 may 2010 / 19:41 h.

TAGS:

David Cameron y Nick Clegg entran juntos en el número 10 de Downing Street.

La situación en Afganistán y el déficit público del Reino Unido centraron la primera reunión del nuevo Gobierno británico de coalición de conservadores y liberaldemócratas, en la que los ministros acordaron reducirse el sueldo un 5% con efecto inmediato.

En un ambiente de camaradería, los nuevos ministros conservadores y liberaldemócratas se reunieron en la residencia oficial del 10 de Downing Street para empezar a poner en marcha las principales medidas acordadas por los dos partidos tras sellar el martes el primer pacto de coalición en más de 60 años.

El primer ministro, el conservador David Cameron, y el número dos, el liberaldemócrata Nick Clegg, destacaron al inaugurar la sesión el compromiso de los dos políticos de trabajar juntos en los objetivos que se han marcado esta legislatura.

Atender la delicada situación de las operaciones militares británicas en Afganistán es asunto prioritario del Gobierno, que el miércoles mismo formó el consejo de seguridad nacional, integrado por varios departamentos del Gobierno para tomar decisiones conjuntas en materia de política exterior y defensa.

Cameron, según fuentes oficiales, habló sobre Afganistán y dijo a sus ministros que tenía que hacer "hincapié en la importancia que este asunto tiene en la agenda del Gobierno".
Al salir del encuentro, los ministros coincidieron en resaltar los enormes desafíos que afronta el país por el abultado déficit, que el Gobierno de Cameron está comprometido a reducirlo este año en 6.000 millones de libras (unos 7.020 millones de euros).

El ministro de Cultura, el conservador Jeremy Hunt, admitió ayer que el Reino Unido afronta "desafíos muy difíciles" y "todo el mundo conoce muy bien la seriedad de la situación si no hay un programa creíble para reducir el déficit".
Según fuentes oficiales, el ministro de Economía, el conservador George Osborne, informó sobre los objetivos económicos y destacó la necesidad de trabajar con el titular de Empresas, el liberaldemócrata Vince Cable, en la prometida reforma bancaria.

Los ministros destacaron el buen ambiente reinante en esta primera reunión, en la que participaron, además de Clegg, cuatro ministros del Partido Liberal Demócrata: el titular de Empresa, Vince Cable; el jefe del Tesoro, David Laws; el ministro de Energía, Chris Huhne, y el responsable de Escocia, Danny Alexander. "Fue realmente excelente, es como si hubiéramos trabajado juntos durante años", señaló el titular de Trabajo y Pensiones, el tory Iain Duncan Smith, al salir de Downing Street.

En el mismo tono se refirió el responsable de Educación, Michael Gove, que calificó la primera reunión de gabinete de "fantástica". "Creo que hemos tenido una reunión realmente constructiva. Estoy encantado por el nivel de colaboración y los objetivos comunes que tenemos. El gabinete trabajó muy bien", agregó Gove.

Formando el equipo. A lo largo del día de ayer, el primer ministro continuó con la formación de su Gobierno, con nombramientos de los secretarios de Estado en los distintos ministerios, en los que se espera que haya unos 20 del Partido Liberal Demócrata.

Entre los miembros del equipo de Gobierno hay tres mujeres: Theresa May, ministra de Interior; Caroline Spelman, de Medio Ambiente, y Cheryl Gillan, responsable para Gales, todas diputadas del Partido Conservador. Además, en el Consejo de Ministros se sentará por primera vez en el Reino Unido una mujer musulmana: la presidenta del partido tory, Sayeeda Warsi.

La ministra de Interior, Theresa May, destacó ayer que el Gobierno empezará a trabajar para suprimir los planes de la anterior administración laborista de introducir el carné de identidad y también en el programa para limitar el número de inmigrantes no comunitarios que puedan entrar en el país.
Tras las elecciones del 6 de mayo, en las que los tories no sacaron la mayoría absoluta, Cameron y Clegg participaron en negociaciones para alcanzar el martes el acuerdo de coalición.

  • 1