Local

El Gobierno convence a la mayoría de partidos para aprobar los Presupuestos

el 22 dic 2009 / 16:26 h.

TAGS:

El presidente del Gobierno felicita a la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado.
El Gobierno ha sacado adelante los Presupuestos Generales del Estado para 2010 gracias al apoyo inicial de PNV y de CC y con la ayuda posterior de ERC-IU-ICV y BNG que, aunque se opusieron al texto en su conjunto, finalmente respaldaron las cuentas públicas al pactar varias enmiendas con el PSOE.

Por primera vez en los últimos tres años, el Senado pudo introducir enmiendas a las cuentas del próximo ejercicio, tras ser rechazados los vetos que pedían la devolución del proyecto de ley al Congreso.

La Cámara baja votó más de un centenar de enmiendas parciales al proyecto de ley procedentes del Senado, entre ellas las noventa incluidas en Comisión mediante el acuerdo con los ERC-IU-ICV y BNG (16 del PSOE y el resto pactadas) por un importe de 42,5 millones de euros.

Además, el Congreso votó en contra de trece enmiendas de CiU que fueron aprobadas en el Senado por error de dos senadores socialistas, y que suponían una dotación adicional de 248 millones.

Tras la aprobación de los Presupuestos, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se limitó a expresar un escueto "sí, está muy bien", mientras que la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, dijo que se alegraba "muchísimo" por ser sus "primeros Presupuestos".

Según Salgado, son unas cuentas "para la recuperación económica y para la protección social", los dos factores "más importantes", que en su opinión, centran la política económica del Gobierno.

Desde el PP, Cristóbal Montoro subrayó que los del año que viene son los Presupuestos "más falsos" de la historia y criticó al Gobierno por no tener credibilidad y por realizar un discurso triunfalista sobre la situación.

El diputado del PP pidió al Gobierno que se baje de la nube y haga las políticas económicas necesarias para que España recupere el protagonismo en la escena internacional.

Ironizó al decir que el Gobierno posee una "maestría inconmensurable" en llevar a la gente al paro, en aumentar la deuda, en subir los impuestos, y añadió que "luego encima querrán que les voten".

Por su parte, el diputado del grupo parlamentario de CiU Pere Macías denunció unos Presupuestos "malos y pésimos" para España, para Cataluña y para la generación de empleo y la economía productiva, por lo que responsabilizó a todos los diputados que voten a favor de contribuir a no frenar la salida de la crisis.

Según Macías, son un "pésimo instrumento económico para una pésima situación económica".

El grupo parlamentario ERC-IU-ICV subrayó que no apoya las cuentas del Estado porque no responden a lo que necesita la sociedad ni la economía.

Así, desde ERC, Joan Ridao destacó que las enmiendas introducidas han mejorado los Presupuestos, pero incidió en que siguen anclados en un escenario macroeconómico ficticio, con una clara regresión fiscal que amenaza la recuperación económica.

Joan Herrera, de ICV, aseguró que las enmiendas de su grupo han conseguido mejorar el texto, pero recalcó que, a pesar de ello, las cuentas tienen los mismos apoyos que al principio, los del PNV y CC.

Desde el Grupo Mixto, la portavoz de Coalición Canaria, Ana Oramas, destacó que los Presupuestos de entrada no satisfacían las necesidades financieras de Canarias, pero finalmente "son los que necesita" esta comunidad para salir de la crisis y reducir su elevada tasa de desempleo.

También dentro del Grupo Mixto el diputado del BNG Francisco Jorquera consideró que están "mal orientados" para hacer frente a la crisis, especialmente por el mayor esfuerzo fiscal que tendrán que hacer las rentas bajas y medias y por el descenso de la inversión productiva y en I+D+i (investigación, desarrollo e innovación).

En conferencia de prensa, el portavoz del PSOE, José Antonio Alonso, afirmó, tras la aprobación de los Presupuestos, que "se lanza un mensaje de estabilidad a los agentes económicos para seguir luchando contra la crisis y se envía otro mensaje de fortaleza política, al demostrar que el Gobierno sabe llegar a acuerdos, mientras que el PP sigue sin arrimar el hombro".

  • 1