martes, 19 febrero 2019
19:26
, última actualización
Local

El Gobierno da el visto bueno a los recortes y eleva el listón para 2011

Las comunidades no podrán pasar del 1,3% de déficit en el próximo Presupuesto

el 15 jun 2010 / 19:37 h.

TAGS:

El Gobierno de Rodríguez Zapatero dio ayer el visto bueno a los planes de ajuste que presentaron Andalucía y otras cuatro comunidades (Cataluña, Baleares, Canarias y Valencia) para contribuir a la reducción del déficit impuesta por la Unión Europea. Mientras que Bruselas presiona y exige más recortes, el Ejecutivo español confió ayer en que el esfuerzo hecho por las comunidades es suficiente por este año.


Las condiciones serán más duras el próximo, cuando las comunidades deberán ajustarse al máximo el cinturón para incurrir en un déficit del 1,3%, frente al 1,7% previsto. Este punto se aprobó por unanimidad. Deberán ahorrar entre 2010 y 2011 un total de 11.000 millones de euros. A cambio, no se tendrán en cuenta los anticipos que las comunidades recibieron en 2008 y que tendrán que empezar a devolver el año que viene. En el caso andaluz, la Junta recibió del Estado 1.440 millones de euros de más (con la crisis se ingresó menos de lo previsto), que tendrá que devolver a partir de 2011. El Gobierno dio en el modelo de financiación una moratoria de un año y permitió abonar ese dinero en cuatro plazos. Las comunidades deben 6.000 millones.


El Ministerio de Economía se reunió oficialmente con las comunidades en el Consejo de Política Fiscal y Financiera para analizar el plan de estabilidad. Había dos puntos en el orden del día. Se respaldaron los cinco planes de ajustes presentados y se aprobaron por unanimidad los nuevos objetivos de estabilidad, informó al término la consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, quien se mostró "muy satisfecha" con el resultado.

La Junta consideró que llevaba sus deberes hechos. El Ejecutivo de José Antonio Griñán acudió a Madrid con el plan de ajustes, que el presidente andaluz presentó en el Parlamento la pasada semana, que supondrá recortar 1.583 millones de euros del actual Presupuesto. Considera que cumple así de sobra con el objetivo de reducir el déficit, que en el caso andaluz -según datos del Banco de España- se sitúa en el 6,8% del PIB, dos puntos por debajo de la media de las comunidades y lejos de las que arrojan peores números: Cataluña, Valencia o Galicia. De hecho, el Gobierno andaluz defiende que la pelota está en el tejado de las comunidades con peores números, a la que considera que el Ejecutivo central debe exigir mayores ajustes. La consejera de Hacienda reclamó "un trato diferenciado" para Andalucía y las otras comunidades con menor nivel de endeudamiento.

El debate, señaló la Junta, no se abrió en el CPFF. El Gobierno no está por la labor de graduar la deuda, como ya ha demostrado en el caso de los ayuntamientos, a los que ha prohibido terminantemente endeudarse independientemente del estado de salud de sus arcas.Las comunidades del PP avanzaron antes de la reunión que darían un sí crítico a las propuestas del Gobierno para reducir el déficit, informó Efe. Las consejeros del PP mantuvieron una reunión previa para unificar su posición. Votaron sí a los recortes pero con un discurso duro contra el Gobierno, al que le pidieron que se deje de "engaños" e "imprevisiones".

Andalucía acudió a la cita dispuesta a actuar con "corresponsabilidad" frente a la reducción del déficit, pero la Junta había señalado que el margen para ejecutar más recortes este año se había agotado. Sí abrió la mano a realizar más recortes en el Presupuesto de 2011. Según el Ejecutivo andaluz, medidas como el recorte de sueldos a altos cargos, funcionarios y trabajadores de empresas públicas permitirá un ahorro de 314 millones este año (550 en 2011). Además la Junta ha anunciado que dejará de invertir 846 millones de euros. La reestructuración del sector público andaluz eliminará 110 empresas públicas y 180 puestos directivos, con un ahorro de 100 millones. El Gobierno andaluz, al igual que otras comunidades socialistas, llevará a cabo una reforma fiscal para elevar la recaudación (se estiman 75 millones más este año, 411 en el próximo).

El plan de ajustes avalado por el Parlamento no cuenta con el apoyo de la oposición ni con el visto bueno de los empresarios. El presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Santiago Herrero, tildó de "barbaridad" los ajustes y advirtió de una fuga de empresas. La consejera de la Presidencia, Mar Moreno, aseguró que "respeta" la posición pero señaló que los empresarios deberían de valorar que el Gobierno haya "sacado a las empresas del ajuste". "Ahora sólo le pedimos que creen empleo", dijo. El Gobierno andaluz confió en que la discrepancia de la patronal sea "puntual" y se mostró convencida de que no entorpecerá la concertación.

  • 1