Economía

El Gobierno da marcha atrás a gravar las rentas más altas

Para lograr el apoyo de CiU a los Presupuestos del Estado, el PSOE renunció ayer a un acuerdo previo con IU que iba a subir los impuestos a las rentas más altas, introducir la progresividad en el cheque bebé y los 400 euros y terminar con las ventajas fiscales para los deportistas extranjeros.

el 16 sep 2009 / 04:43 h.

Para lograr el apoyo de CiU a los Presupuestos del Estado, el PSOE renunció ayer a un acuerdo previo con IU que iba a subir los impuestos a las rentas más altas, introducir la progresividad en el cheque bebé y los 400 euros y terminar con las ventajas fiscales para los deportistas extranjeros.

Sólo seis días después de que el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, negara que fueran a subir más los impuestos, después de aumentarlos para los carburantes y el tabaco, ayer el partido que lo sustenta, el PSOE, estuvo a punto de pactar con IU una iniciativa que suponía incrementar la carga fiscal para las rentas más altas y los deportistas extranjeros, así como revisar la deducción de los 400 euros en la nómina de los trabajadores y de pensionistas y los 2.500 euros por nacimiento o adopción de un hijo (cheque bebé).

Por la mañana había acuerdo para ese giro fiscal, pero por la tarde los socialistas se echaron para atrás después de que IU no garantizara su respaldo al techo del gasto público y al cuadro macroeconómico para 2010, básicos para sacar adelante los Presupuestos del Estado para el año que viene.

Sin embargo, el anuncio que se hizo por la mañana, y aunque no hubiera al final pacto, revela que el PSOE, para obtener apoyo a los Presupuestos, está dispuesto a revisar su política fiscal, retocando iniciativas tan populares como los 400 euros de deducción y el cheque bebé.

¿En qué se estaría dispuesto a ceder?

400 EUROS NO LINEALES, SINO EN FUNCIÓN DE LOS INGRESOS

Se modificarían las deducciones del Impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas (IRPF) para dotarlas de mayor progresividad y, en particular, la del cheque de los 400 euros a asalariados, pensionistas y autónomos. Es decir, que la deducción de los 400 euros anunciada por Zapatero antes de las elecciones generales del pasado año y que no gustó ni a su anterior ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ni al Banco de España, no sería generalizada como hasta ahora, sino que estaría en función de los ingresos del contribuyente. Esos 400 euros tenían como finalidad aumentar el consumo de las familias.

UN 'CHEQUE-BEBÉ' QUE DEPENDE DE CUÁNTO COBRAN LOS PADRES

En la misma línea, el Gobierno estaría dispuesto a "introducir elementos de progresividad en la deducción o prestación por nacimiento o adopción", que se aplica hasta ahora como ayuda lineal de 2.500 euros con independencia de los ingresos económicos que tengan los progenitores.

ELEVAR LA CARGA FISCAL PARA LAS RENTAS MÁS ALTAS

Para las rentas más altas, el Ejecutivo estaría en disposición de aceptar un mayor gravamen en el IRPF, es decir, elevar el tipo impositivo para los ricos (los que tienen ingresos superiores a los 7.000 euros mensuales). El fin de semana pasado, sin embargo, la ministra de Economía, Elena Salgado, aseguraba que elevar la tributación para los ricos tendría un "impacto mínimo".

MODIFICAR LA LEY BECKHAM PARA APLICARLA A CRISTIANO RONALDO

En cuanto a la tributación de los futbolistas de élite no residentes en nuestro país, el Ejecutivo se comprometería a "reformar" el IRPF y los impuestos sobre Sociedades, Renta de no residentes y Patrimonio -la conocida como la Ley Beckham por aplicarse al jugador inglés fichado en 2006 por el Real Madrid- "con el objeto de evitar abusos manifiestos". Se trata de atajar la polémica surgida por el reciente y costoso fichaje de Cristiano Ronaldo por parte del mismo equipo de fútbol.

ENDURECIMIENTO DE LA FISCALIDAD MEDIOAMBIENTAL

Los socialistas, asimismo, se comprometían con IU a impulsar la fiscalidad medioambiental, endureciendo los impuestos actuales o creando nuevas figuras impositivas.

¿Por qué el PSOE se echó para atrás? Los socialistas han salvado la votación del techo de gasto presupuestario mañana en el Congreso al haberse garantizado la abstención de CiU, aunque a cambio de no apoyar una subida de los impuestos a las rentas más altas.

Dicho aumento venía contenido en la moción presentada por IU-ICV y a cuyo apoyo se habían comprometido ayer por la mañana los socialistas, aunque después retiraron la enmienda que habían pactado para lograr un acercamiento con CiU -que se opone a esta medida- y anunciaron su rechazo a la iniciativa.

Con este cambio de posición, el PSOE se garantiza que el techo de gasto con el que se elaborarán los Presupuestos Generales del Estado de 2010 salga adelante en la Cámara Baja, ya que no hay suficientes votos en contra.

Por la tarde, la negociación con IU dio un giro cuando el portavoz del PSOE, José Antonio Alonso, anunció que retiraba la enmienda de su grupo a la moción por "coherencia", debido a la intención de los diputados de IU y de ICV de abstenerse en el techo de gasto.

"La abstención no nos vale", dijo Alonso, quien insistió en desvincular el repliegue de un posible acercamiento con CiU, aunque fuentes del grupo catalán confirmaron a Efe que, una vez que el PSOE retirase formalmente su enmienda de sustitución a la moción, sus diputados se abstendrían el jueves.

En el debate en Pleno de la moción, el portavoz de Economía de CiU, Josep Sánchez Llibre, admitió el logro de su partido al señalar que, "sin enmiendas y con pocos movimientos", su grupo evitó que "la voracidad del Estado se cebe fiscalmente con las pymes, los autónomos y las rentas medias de las familias".

Pero el debate fiscal no está aún cerrado debido al deterioro de las cuentas públicas y a la necesidad, pues, de más recaudación por parte de la Administración.

El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, anunció ayer que las medidas tomadas por el Gobierno para combatir la crisis y la menor recaudación por la situación económica provocaron que el déficit del Estado hasta mayo fuera de 19.543 millones de euros, el 1,78% del Producto Interior Bruto (PIB) y el triple que un mes antes.

Ocaña insistió en que cualquier modificación impositiva se llevará a cabo en otoño con la presentación de los Presupuestos de 2010 y que se estudian alternativas.

  • 1