Local

El Gobierno de Argentina da el primer paso para la nacionalización de Aerolíneas

La Justicia argentina intervino el viernes Aerolíneas Argentinas, controlada por el grupo español Marsans, a solicitud del Gobierno de Cristina Fernández para "garantizar el normal funcionamiento" de la compañía y su capitalización. Marsans confirmó que acudirá al tribunal de arbitraje del Banco Mundial para pedir su indemnización.

el 15 sep 2009 / 18:43 h.

TAGS:

La Justicia argentina intervino el viernes Aerolíneas Argentinas, controlada por el grupo español Marsans, a solicitud del Gobierno de Cristina Fernández para "garantizar el normal funcionamiento" de la compañía y su capitalización. Marsans confirmó que acudirá al tribunal de arbitraje del Banco Mundial para pedir su indemnización.

El Gobierno argentino busca que el Estado se haga con el control de Aerolíneas Argentinas mediante la capitalización de los fondos que ha aportado en los últimos cinco meses para mantener operativa la compañía. Esta posibilidad había sido rechazada hasta ahora por Marsans, pero la intervención dispuesta ayer abre las puertas para habilitar una capitalización de parte del Estado.

La decisión llega después de la reunión del directorio de Marsans celebrada el pasado martes en la que el grupo español quiso nombrar gerente adjunto a uno de sus directivos, Jorge Molina, con las mismas capacidades que el gerente general, Julio Alak. Tras la intervención, Alak se mantiene como gerente general y se ha designado al funcionario de la Secretaría de Transportes José Luis Perrone como veedor para observar por el correcto funcionamiento de la empresa.

Fuentes de la Secretaría de Transportes apuntaron que en los próximos días, el Gobierno dará pasos para impulsar la capitalización de la compañía por considerar que con las cantidades aportadas hasta ahora -unos 222 millones de dólares- puede distribuir las acciones y hacerse con el control de la aerolínea sin llegar a una expropiación.

La decisión judicial se conoce horas después de que el grupo español enviara una carta a la presidenta argentina en la que advertía de que si no se llegaba a un acuerdo "amistoso" en el plazo de una semana, demandaría al Estado argentino ante el Centro Internacional de Arbitraje de Disputas de Inversiones (CIADI), dependiente del Banco Mundial.

De hecho, Marsans confirmó que acudirá al CIADI para reclamar una indemnización. "No tenemos gran confianza en la Justicia argentina y nuestros esfuerzos ahora para defender nuestros derechos se centrarán en reclamar ante este tribunal por los daños causados", aseguró el director financiero de Marsans, Vicente Muñoz, en rueda de prensa.

Muñoz apuntó que la cuantía de la reclamación se evaluará en el caso de que se concrete la expropiación. El responsable financiero de Marsans calificó la decisión de Argentina como "un paso más" para la expropiación, que responde a la solicitud del Ministerio de Planificación del Gobierno de Buenos Aires pero que necesita de una ley para que se lleve a efecto. "El juez no ha ordenado la expropiación, ésta no se ha aprobado, se necesita una ley para ello, que podría tardar entre diez y 15 días, pero la resolución es un paso más para vestir de legalidad este expolio", denunció. El Gobierno argentino y el grupo español firmaron en julio pasado un acuerdo para iniciar las negociaciones para la venta al Estado de la línea aérea, pero las conversaciones naufragaron por diferencias en las tasaciones de ambas partes.

El asunto es objeto de contactos a alto nivel entre los gobiernos de Argentina y España. Fernández y el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, hablaron del asunto en su última cita bilateral en El Salvador. El viernes, el Gobierno aseguró que está "a la espera de conocer el alcance" de la decisión argentina y que confía en una solución negociada.

  • 1