Local

El Gobierno de Brown se rompe tras la dimisión de otra ministra

El Gobierno laborista del británico Gordon Brown se tambalea tras la dimisión ayer de otra ministra. En este caso fue la responsable de Comunidades, Hazel Blears, que deja su cargo un día antes de los comicios europeos en medio de los escándalos por los gastos de los diputados.

el 16 sep 2009 / 03:45 h.

TAGS:

El Gobierno laborista del británico Gordon Brown se tambalea tras la dimisión ayer de otra ministra. En este caso fue la responsable de Comunidades, Hazel Blears, que deja su cargo un día antes de los comicios europeos en medio de los escándalos por los gastos de los diputados.

La dimisión se produce, además, un día después de que la titular de Interior, Jacqui Smith, también manifestase su intención de renunciar cuando se produzca el próximo reajuste del Gobierno. La retirada de Blears supone un golpe demoledor para el primer ministro británico, Gordon Brown, en vísperas de unos comicios vistos como una prueba para su supervivencia como líder de los laboristas.

En un comunicado divulgado ayer, Blears pidió a los votantes que apoyen al Partido Laborista en los comicios y manifestó su deseo de volver a las bases, al activismo político. "Hoy [por ayer] he comunicado al primer ministro que dimito del Gobierno. Mi política siempre ha estado arraigada en la creencia de que la gente es capaz de cosas extraordinarias, teniendo el apoyo y el incentivo adecuados", indicó la nota. Blears ha estado en el centro de la polémica al saberse que no pagó impuestos por la venta de un piso al presentarlo como su primera residencia, aunque antes había reclamado dinero público por esa misma vivienda tras calificarla como su segunda residencia.

De acuerdo con el actual sistema, los diputados británicos pueden reclamar buena parte del costo de mantener una segunda residencia si la justifican sus obligaciones parlamentarias.

Tras esta nueva dimisión, el líder del Partido Conservador, David Cameron -primero de la oposición- retó ayer a Brown, a convocar elecciones generales porque "su control del Gobierno ha desaparecido". En la sesión semanal de preguntas al primer ministro en la Cámara de los Comunes, Cameron acusó a Brown de estar al frente de un Gobierno que se "desmorona" y de no querer aceptar su situación política tras las dimisiones de las ministras de Interior y de Comunidades, Jacqui Smith y Hazel Blears, respectivamente.

Para muchos ingleses, el líder laborista les recuerda la última etapa del primer ministro conservador John Major, aunque con la diferencia de que el sucesor de Margaret Thatcher ganó por sus propios méritos unos comicios generales en 1992 mientras que Brown, que sucedió a Tony Blair al frente del laborismo en junio del 2007 no ha sometido su liderazgo al veredicto de las urnas.

El primer ministro Brown coqueteó con una convocatoria electoral en otoño del 2007, pero se echó atrás en el último momento al ver que los sondeos no le eran nada favorables, lo que sirvió para que los conservadores le acusaran, hasta el día de hoy, de haberse arrugado. Los sondeos publicados el pasado fin de semana pronostican que los laboristas no superarán el 16% de los votos en las elecciones europeas, rebasados por los conservadores, con un 30% y el antieuropeo UKIP, con un 19%.

  • 1