Local

El Gobierno de Sanz cargó 185 euros en copas de Nochevieja al Consistorio

La oposición aporta nuevas facturas, entre ellas una de 513 euros de 2008, que incluye combinados y puros.

el 01 may 2013 / 23:08 h.

TAGS:

José Luis Sanz, alcalde de Tomares. José Luis Sanz, alcalde de Tomares. El PA y el PSOE en el Ayuntamiento de Tomares denunciaron ayer que a las facturas que se dieron a conocer el martes hay que añadir otra colección de recibos de copas y de comidas más que copiosas, que presuntamente cargaron el alcalde de la localidad y número dos del PP Andaluz, José Luis Sanz, y su teniente de alcalde, Eloy Carmona, a las arcas municipales entre 2007 y 2009, este último año en el que la crisis empezaba ya a golpear con fuerza en la provincia. Unos cargos que la oposición cuestiona por su falta de moralidad, al incluir en ellos combinados alcohólicos, puros, pescados, mariscos y vinos de lujo. Entre las facturas que se dieron a conocer ayer llama poderosamente la atención la del 31 de diciembre de 2009, en la que se cargaron 185 euros en concepto de “consumiciones varias noche de Fin de Año”. Para la oposición municipal esta cuenta no tiene justificación alguna porque, en su opinión, lo que se consume en Nochevieja cada uno lo tiene que pagar de su bolsillo. Además, según la portavoz socialista, Cristina Pérez, no se puede pasar una factura sin justificar en concepto de qué se abona. Es más, en su opinión, se ha cometido una “irregularidad”, porque no se puede cargar una cuenta el 31 de diciembre cuando la consumición se ha realizado en la noche de Fin de Año, “puesto que el registro municipal cierra a las dos de la tarde. ¿O es que sabían lo que iban a consumir?”. Pérez admitió que el Consistorio realiza una fiesta de Fin de Año en la que hay música, “pero lo que toma cada uno se lo tiene que pagar, por lo que no comprendo que hayan pasado este cargo”, por lo que exigió al Gobierno local que dé la cara y explique lo sucedido. A esta factura, más que cuestionada por la oposición, se une ayer otra con un saldo total de 513,56 euros, un recibo muchísimo más elevado que los que hasta ahora se habían dado a conocer, puesto que la cuenta más elevada que hasta ahora había visto la luz superaba por muy poco los 200 euros. En esta factura de 513,56 euros, que está fechada el 24 de febrero de 2008, se incluyen puros de la marca Montecristo y Punch Punch, además de varios combinados de Ron y Whisky. A esta cuenta en la que no faltan las copas se une otra de 2007, por un importe de 159,40 euros, en la que destacan los 10 combinados, que sólo ellos suponen un tercio de la factura, costaron 50 euros. Y es que estas comidas supuestamente protocolarias todas estaban regadas de buen vino, como la del 10 de octubre de 2008 que ascendió a 158,60 euros y en la que las cervezas, los caldos, las copas y los postres supusieron más de la mitad de la cuenta: 9 euros seis cervezas, 40 euros dos botellas de vino, 6 euros tres copas de orujo, 10 euros dos ginebras y 18 euros los postres variados. Entre las facturas que se entregaron ayer también había una en la que no se tomó ni una sola copa, aunque, según la cuenta, entre dos comensales se bebieron dos botellas de vino. Esta factura, que es del 4 de junio de 2008, ascendió a 162,43 euros y está sellada en un bar de Tomares. De lo que se puede ver de las facturas que se conocieron ayer no se pagaron cifras astronómicas por los platos consumidos, a diferencia de las cuentas que se dieron a conocer el martes en las que se llegó a abonar 50 euros por una lubina y 40 euros por un cuarto de kilo de gambas. Sin embargo, en estos tickets tampoco hubo ninguna invitación de la casa en agradecimiento por lo consumido. En alguna de las facturas del martes sí aparece alguna invitación a copas por parte del restaurante. Además, algunas de las facturas que se emitieron fueron en domingos, días festivos y a altas horas de la noche. Al igual que en las cuentas del martes, los recibos conocidos ayer supuestamente están firmadas o por Sanz o por Carmona. Aunque el Ayuntamiento de Tomares señaló ayer que todo es legal, tanto el PA como el PSOE exigen transparencia al alcalde y que dé explicaciones por las facturas. Trapos sucios y comisión de investigación Las aguas siguen más que revueltas en el Ayuntamiento de Tomares por las supuestas facturas que pasaron con cargo a las arcas municipales el alcalde y secretario general del PP andaluz, José Luis Sanz, y su primer teniente de alcalde, Eloy Carmona, y en las que se incluían copas, puros, tabaco, marisco y pescado, entre otros conceptos. Si en un primer momento el Gobierno local negó su autoría, señalando que, en el caso de existir, podrían corresponder al denunciante, el actual portavoz andalucista en el Consistorio, Alberto Mercado, que en la época de las facturas tenía responsabilidades de Gobierno –PP y PA eran socios entre 2007 y 2011–, ayer, fuentes municipales aseguraron que las facturas están bajo amparo de la ley, ya que así lo certifica el interventor municipal. Asimismo, remarcaron que los recibos son “normales de protocolo”, como los ha habido en cualquier otro Ayuntamiento o empresa. Este portavoz insistió en que son cargos “normalitos”, para acto seguido lanzar la advertencia de que la oposición podría llevarse una sorpresa. El portavoz andalucista, al ser puesto en el centro de la diana por los populares, aclaró que no se está denunciado que las facturas sean ilegales, “lo que critico es la falta de moralidad”. Además, ninguna de las facturas de copas, tabaco y puros con cargo al Ayuntamiento “son mías, ni de mis delegaciones municipales”. Mercado insistió en que él no tiene “nada que temer ni que ocultar”, por lo que propuso “la creación de una comisión de investigación en el seno del Consistorio y el encargo de una auditoría externa de cuentas que aclare el descuadre que nos hemos encontrado los concejales de la oposición en lo poco que hemos podido ver de las cuentas”. Respecto a las acusaciones vertidas por miembros del equipo de Gobierno del PP en relación a su gestión al frente de la Tenencia de Alcaldía de Cultura, Juventud y Deporte entre 2007 y 2011, Mercado anunció ayer la interposición de sendas querellas por calumnias contra el portavoz del Gobierno local, Eloy Carmona, y contra el edil de Economía del Ayuntamiento de Tomares, José María Soriano. La citada querella se articula en base a que ambos han afirmado públicamente que habría dado la cantidad de 18.000 euros a su hermano. Según explicó el edil andalucista, “además de saber que es falso, como se demostró en el Pleno con la imposibilidad de exhibir ningún tipo de documento que acreditase tal extremo, han calumniado mi figura insinuando ante los medios de comunicación que se atribuyó esa cantidad a una entidad con la que un familiar mío tendría una relación, lo cual es también absolutamente falso e indigno”. En este sentido, insistió que su hermano, “es un profesional de reconocido prestigio en el ámbito de la pintura y el dibujo”. Por su parte, la portavoz del PSOE, Cristina Pérez, reclamó al alcalde que aclare “con la mayor celeridad” el asunto de las facturas de “copas” y marisco con cargo al erario público. Además, dijo no entender que haya facturas en un festivo como el Día de Todos los Santos y otra en domingo. La edil socialista indicó que tampoco tiene sentido que en la factura de 179 euros que reconoce el alcalde que abonó en una invitación a un futbolista para convencerle que fuese rey mago se incluyan puros, “cuando yo no he visto nunca fumar al alcalde y cuando se supone que un futbolista no debe fumar”. Pérez además señaló que “al PSOE le preocupa que haya una formación política que pida explicaciones y dimisiones a todo el mundo por casos que en numerosas ocasiones se revelan falsos y nunca vea problemas en los comportamientos de sus miembros”, a lo que añadió que Sanz les impide el acceso a la información más básica.

  • 1