Local

El Gobierno denuncia el agravio frente a Cataluña por la deuda del Estatuto

Andalucía rechaza por anticipado los nuevos recortes reclamados por Rajoy a las comunidades

el 03 jul 2012 / 18:30 h.

TAGS:

El portavoz del Gobierno, Miguel Ángel Vázquez, ayer en rueda de prensa. / j.m. vidal (efe)

El Gobierno andaluz denunció ayer el agravio frente a Cataluña por la negativa del Ejecutivo de Mariano Rajoy de pagar la deuda del Estatuto. La carta que remitió hace una semana el Ministerio de Hacienda a la Consejería de Economía negando la deuda de 1.504 millones de euros cuantificada por el Estado ha abierto un frente político que será definitivo en la pugna entre Junta y Gobierno. En esa misiva, el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, no solo negaba que existiera deuda con Andalucía sino que además advertía de que la letra del Estatuto -que obliga a inversiones estatales según la población andaluza- tuviera valor vinculante para el Gobierno. "No hay compromiso de pago", concluye.

El Gobierno de Griñán lamentó una "vuelta a la discriminación por motivos políticos" que ya conoció Andalucía en "la etapa de Aznar", advirtió el portavoz Miguel Ángel Vázquez. Esa fue la etapa más dura de la confrontación. El socialista denunció que el Gobierno quiera "volver a un modelo de Estado asimétrico que rompió Andalucía el 28-F" y se preguntó por qué si no reconocen la letra del Estatuto "si van a pagar a otras comunidades". La Junta dijo tener conocimiento de que sí hay "contactos" con Cataluña para pagarle su deuda.

Oficialmente no hay constancia de que el Gobierno de Rajoy vaya a pagar cantidades pendientes a la Generalitat, que también ha abierto un pulso a cuenta de su cláusula estatutaria que obliga al Estado a inversiones según su PIB. El Gobierno de Artur Mas retó al Ejecutivo al incluir en su plan de ajustes un ingreso de 211 millones de euros desde el Gobierno por el Estatuto. Estaba dando por hecho que se va a pagar y del Gobierno solo recibió un tirón de orejas.

El tono en el que el secretario de Estado Beteta se dirigió a Andalucía, difiere del empleado por el ministro Cristóbal Montoro en respuesta a los socialistas catalanes en el Congreso a final de mayo. Entonces el responsable de Hacienda dijo que "la intención" del Gobierno es "cumplir a rajatabla" los Estatutos pero advirtió de que "no hay más dinero".
Además tras el anuncio el lunes de Mariano Rajoy en Sevilla de que va a pisar el acelerador de las reformas exigiendo un esfuerzo mayor a las comunidades, la Junta de Andalucía anticipó ayer "de antemano" su rechazo a esas nuevas medidas de ajuste y advirtió de que las autonomías "están haciendo el mayor esfuerzo en la contención del déficit. El portavoz denunció una "campaña de descrédito de las comunidades" y lamentó que se ponga el foco en las autonomías cuando "el que incumple es el Estado".

El Consejo de Gobierno no aprobó la estructura periférica de la Junta, pese al aviso de IU, que urge a las designaciones de los delegados provinciales. Sobre las quejas trasladadas por los sindicatos CCOO y UGT al vicepresidente Diego Valderas, el portavoz del Ejecutivo andaluz aseguró que sí han existido contacto de los responsables sindicales con el presidente de la Junta y dejó claro que la interlocución corresponde al consejero de Economía, aunque el vicepresidente podrá mantener "contactos habituales".

  • 1