domingo, 16 diciembre 2018
04:19
, última actualización
Local

El Gobierno desoye a los expertos de la Junta y llevará el tesoro al consistorio

A diferencia de 2011, Cultura dice que el dictamen del Museo y la Consejería no son vinculantes

el 12 feb 2015 / 10:00 h.

TAGS:

La batalla en torno al Tesoro del Carambolo no decae. Después del cruce de acusaciones entre el Ayuntamiento y la Junta, ahora es el Ministerio de Cultura el que entra en juego para anunciar que las piezas originales podrán salir del Arqueológico con dirección a la casa consistorial, tal y como solicitó el gobierno local, ignorando los informes desfavorables tanto del Museo como de la Comisión Andaluza de Bienes Muebles del Consejo Andaluz de Patrimonio Histórico, dependiente de la Consejería de Cultura. CARAMBOLO«Nuestra autorización es positiva y, si se cumplen las condiciones de seguridad, se puede celebrar la exposición», indicó ayer a El Correo un portavoz del ministerio, que añadió: «Respetamos y valoramos la opinión de la Junta y de su comisión de técnicos, pero las administraciones competentes en este asunto son el consistorio, que es el propietario del bien, y elEstado, que es depositario y responsable de los préstamos temporales». Esta resolución, según las citadas fuentes, ha sido ya notificada a la administración autonómica, ya que es quien gestiona el Arqueológico, para que permita la salida del tesoro de la cámara acorazada en la que se encuentra. El Carambolo es un bien de propiedad municipal, si bien su cesión para exposiciones fuera del Arqueológico –su sede legal– debe ser autorizada también por el Ministerio de Cultura –titular del museo–. A partir de aquí, se abre el debate, ya que al ser la Junta la institución que gestiona el citado centro y que posee además las competencias en materia de cultura? y de patrimonio histórico, transferidas por elEstado, tendría que estar de acuerdo, como ocurrió de hecho en junio de 2010, cuando el ministerio denegó el requerimiento del exalcalde AlfredoSánchez Monteseirín (PSOE), para exhibir el ajuar fenicio en el Antiquarium. En aquella ocasión, el ministerio justificó su negativa esgrimiendo los informes desfavorables de la Consejería de Cultura y del museo, que desaconsejaban el traslado de estas piezas. Desde el ministerio recordaban además que el convenio del año 1963 –por el que elAyuntamiento se hace con la titularidad de esta joya patrimonial– establece la propiedad municipal de este tesoro, pero incluye un punto que impide que se exponga en un lugar que no sea el Arqueológico, de titularidad estatal y gestión autonómica. «Tanto el museo como la Comisión Andaluza de Bienes Muebles –de la que ya era miembro Fernando Amores– se oponen en sendos informes al traslado», explicaba entonces el Gobierno. En aquella ocasión, hubo además un pronunciamiento de la Comisión Nacional de Bellas Artes, órgano consultivo ministerial –que esta vez no se ha manifestado–, que dictaminó que las medidas de seguridad presentadas no reunían las suficientes garantías para albergar un tesoro formado por 21 piezas de oro de 24 kilates con más de 20 siglos. Por cierto que tras aquel pronunciamiento, la concejal de Cultura, Mar Sánchez Estrella (PP), declaraba: «Una comisión de expertos ha argumentado con criterios científicos e históricos que el original no debe ser expuesto en el Antiquarium. El sitio debe ser el Museo Arqueológico». Pero volviendo al presente, la nueva postura del ministerio supone una ruptura con la tradicional unidad de acción de ambas administraciones en materia patrimonial, cuyo último ejemplo fue el préstamo del brazalete, el collar y el pectoral del conjunto áureo al Metropolitan de Nueva York, con el visto bueno de las tres instituciones. Cuánto nos cuesta. A la vista de que a juicio de Cultura, el Ayuntamiento puede perfectamente seguir adelante con la muestra, ahora queda por comprobar si Juan Ignacio Zoido ignorará la postura del museo y de la comisión de expertos andaluza, de la que además forma parte su propio comisario, o buscará un consenso con la Junta. Desde el consistorio indicaban ayer a este periódico, antes de conocer el pronunciamiento del ministerio, que su intención es seguir adelante. Cabe recordar que la exposición duraría unos dos meses y supondría un coste en vigilancia de 50.000 euros. Exponerlo permanentemente en el Arqueológico durante un año supone 145.000 euros.

  • 1