Local

El Gobierno dice que la huelga "no es la solución" y que ha habido 32 reuniones con sindicatos

el 09 mar 2012 / 15:07 h.

TAGS:

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha expresado este viernes su respeto a la decisión de CC.OO. y UGT de ir a la huelga general el próximo 29 de marzo, pero ha avisado de que esa "no es la solución" a la crisis y que, en momentos graves como los actuales, lo que piden los ciudadanos son "esfuerzos constructivos" para mejorar el país.


"Las huelgas generales no son soluciones constructivas", ha indicado la vicepresidenta, que ha insistido en la necesidad de que se tenga en cuenta la situación difícil y "dramática" que vive España. "Un país donde 5,2 millones de personas no pueden trabajar necesita muchas reformas", ha defendido Sáenz de Santamaría, que ha asegurado que la laboral es una reforma "meditada, estudiada" y fruto de una reflexión "profunda y seria".

Sáenz de Santamaría ha precisado que la posición del Gobierno del PP respecto a la huelga es la misma que mantenía estando en la oposición. Así, ha recordado que cuando CC.OO. y UGT convocaron el 29 de septiembre de 2010 una huelga general al Gobierno socialista, el PP defendió que una medida de esta naturaleza "no era la solución" a la crisis, como tampoco lo es la convocada para el próximo 29 de marzo.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta ha afirmado que el Gobierno sí ha mantenido un diálogo con los sindicatos sobre la reforma laboral. De hecho, ha asegurado que desde que se constituyó el Ejecutivo ha habido "unas 32" reuniones entre miembros del Ministerio de Empleo y las centrales sindicales.

Además, ha añadido que después de aprobada la reforma laboral, se han celebrado cinco mesas técnicas con los sindicatos sobre la reforma laboral. "El día 2 de marzo los sindicatos enviaron por correo sus enmiendas al Ministerio de Empleo. El mismo día 5 hubo nueva reunión donde se abordaron esas enmiendas y se quedó en que el lunes 12, a las 18.30 horas, habría una nueva reunión técnica para analizarlas", ha explicado.

"MUCHAS REUNIONES".

"Hemos mantenido muchas reuniones y se van a seguir teniendo para abordar esta reforma", ha afirmado la vicepresidenta, que ha defendido que era responsabilidad del Gobierno tomar medidas en un país con 5,2 millones de parados.

"Respetamos el derecho de todos a la huelga, pero pido una reflexión sobre la difícil situación que vive nuestro país, con 5,2 millones de parados y la percepción que se puede tener fuera (...). Los sindicatos tendrán que dar explicaciones de las decisiones que toman, pero nuestra responsabilidad es hacer reformas constructivas para que en España haya empleo", ha apuntado.

La vicepresidenta ha destacado el apoyo "muy importante" que recibió la reforma laboral durante su convalidación ayer en el Congreso, con 197 votos a favor, al tiempo que ha recordado que el Gobierno quería que esta norma se tramitara como proyecto de ley para poder mejorarla.

En este sentido, ha señalado que el Ejecutivo está abierto a "enriquecer" el texto durante el proceso de enmiendas al mismo, por lo que ha invitado a los Grupos a hacer sus aportaciones. No obstante, la vicepresidenta ha dejado claro que las líneas y principios "esenciales" de la reforma laboral "se van a mantener".

  • 1