Local

El Gobierno dice que Valencia y Murcia 'humillan a Barcelons' con el agua

El Gobierno cumplió, pese a la amenaza de Valencia y Murcia, su promesa de llevar agua a Barcelona. El primer Consejo de Ministros ordinario de la legislatura dio luz verde al minitrasvase. (Foto: EFE)

el 15 sep 2009 / 03:24 h.

TAGS:

El Gobierno cumplió, pese a la amenaza de Valencia y Murcia, su promesa de llevar agua a Barcelona. El primer Consejo de Ministros ordinario de la legislatura dio luz verde al minitrasvase. Eso sí, De la Vega, que criticó a las regiones que "humillan" a Barcelona, prefirió llamarlo "conducción urgente de agua".

Con este curioso giro lingüístico, el Consejo de Ministros aprobó ayer las medidas excepcionales y urgentes que regula el minitrasvase de agua de Tarragona a Abrera, para abastecer a Barcelona a partir de otoño en caso de que persista la sequía. Las obras costarán 180 millones de euros, con cargo a la Disposición Tercera del Estatuto catalán, es decir, a los Presupuestos Generales del Estado, y tardarán unos seis meses.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, señaló que se trata de atender "una solución de emergencia", dado que si persiste la sequía y no se actúa, cinco millones de barceloneses se quedarán sin agua para beber y sería "irresponsable" no actuar por parte del Gobierno. "Hemos hallado la mejor solución, que no es la de conducir el agua que llega a Tarragona, primero hasta Abrera, para luego incorporarse a Barcelona, sin que haya que extraer ni una gota más del río Ebro, ya que el caudal queda exactamente como esta ahora", aseguró.

La ausencia de impacto sobre el caudal fue el segundo aspecto que destacó, junto con la ausencia de impacto ambiental de la tubería, que discurrirá paralela a la autovía AP-7, y su carácter temporal hasta la puesta en funcionamiento de la desalinizadora de El Prat, en junio de 2009.

De la Vega recalcó además que estas obras se realizaron antes en otras zonas de España, como Valencia o Benidorm. Por ello, no vaciló para lanzar un mensaje contundente al presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, y su homólogo murciano, Ramón Luis Valcárcel, que amenazaron con recurrir el minitras- vase ante el Constitucional. "Es lamentable que se humille a Barcelona con algo que tiene Valencia", respondió De la Vega.

Necesidad extrema. La vicepresidenta primera insistió en que no se realizará un trasvase, sino una "conducción de agua", según dejó constancia en el informe de la Abogacía del Estado. El texto, según comentó, detalla que la medida es de "extrema necesidad", "no es un trasvase" y es "perfectamente constitucional".

Más allá de la solución, insistió en que el Ejecutivo "dirá no a todas las guerras", incluida la del agua, y apeló al diálogo para buscar una solución permanente al problema "estructural" del agua.

  • 1