sábado, 25 mayo 2019
09:48
, última actualización
Local

El Gobierno discute con educación

En ocho meses de legislatura, el Gobierno y el PSOE andaluz han tenido que pedir disculpas públicas por algún tropiezo en la incipiente gestión de la consejera de Educación, o matizar sus palabras y sus decisiones.

el 15 sep 2009 / 18:17 h.

TAGS:

En ocho meses de legislatura, el Gobierno y el PSOE andaluz han tenido que pedir disculpas públicas por algún tropiezo en la incipiente gestión de la consejera de Educación, o matizar sus palabras y sus decisiones, como la congelación de los planes educativos y la beca salario de 6.000 euros o la publicación en el BOJA del nombre de 81 menores.

El primer curso de Teresa Jiménez como consejera no lleva ni dos meses en marcha y la titular de Educación ya se encuentra cercada por las críticas. La oposición la ha nombrado blanco fácil del Gobierno de Chaves y ha exigido que dimita por sus primeros tropiezos, sobre todo por publicar en el BOJA el nombre de los niños que objetaron a Ciudadanía.

Jiménez ha evitado en todo momento aceptar la importancia que le estaban dando sus detractores. En respuesta parlamentaria a una pregunta del PP eludió considerar que la publicación del nombre de esos niños fuera un error, y se limitó a llamarlo un simple "acto administrativo". Por entonces, la Fiscalía ya había abierto una investigación al respecto, la consejera de Igualdad había reprobado la decisión de su compañera y el Defensor del Pueblo había emitido un dictamen muy duro exigiendo una rectificación de Educación. Ésta llegó de manos del portavoz del Gobierno, Enrique Cervera, que se vio obligado a asumir el "error" y ofreció las disculpas que le reclamaban a Jiménez: "La publicación de esos nombres no debió de ocurrir. Era innecesario y el Gobierno garantiza que no se volverá a repetir", dijo.

Política congelada. Con todo, la Junta entendió el asunto de los menores como una estrategia más de ataque de la oposición. Al Ejecutivo le irritó mucho más leer en los medios que Educación había derogado todos los planes educativos sin avisar a los colegios o que en sus presupuestos no había consignado dinero para las becas de 6.000 euros para estudiantes, una de las promesas estrella de Chaves en las pasadas elecciones.

Ahora ha sido el PSOE-A el que ha arropado a la consejera. El secretario de Organización del partido, Rafael Velasco, anunció ayer que respalda la gestión de Jiménez, y que las becas se empezarán a aplicar el próximo año. "No hay falta de predisposición de la consejera en poner en marcha en el próximo curso este programa de becas", dijo Velasco, asegurando que "hay crédito suficiente".

Sin embargo, en los presupuestos de Educación, tal y como fueron presentados, no había ninguna partida reservada a las becas con las que Chaves quería reducir el fracaso escolar. La consejería matizó que lo que Chaves había prometido era "aplicar las becas a partir de 2009, y no necesariamente en 2009". "Tenemos toda la legislatura para ponerlas en marcha", fue el mensaje.

No obstante, la Junta había anunciado que las becas salario se estrenarían en el curso 2009-2010 por una razón muy concreta: porque el compromiso del presidente era usar esas ayudas para cumplir en plazo con uno de los objetivos de la OCDE: lograr que en 2010 el 85% de alumnos de ESO continúe estudios en Bachillerato o FP, o sea, recortar el fracaso escolar del 32% al 15% en dos años.

Cuando Chaves anunció esto, el año pasado, la consejería de Educación se puso nerviosa, porque acababa de aprobar una monumental Ley de Educación, con un presupuesto de más de mil millones, en la que no estaban previstas esas becas. Gran parte los presupuestos que acaban de presentarse van destinados a cumplir con lo que estipula la ley: aumento de plantilla, proyectos...

Antes de que llegara la crisis, Educación estimó que más de 100.000 estudiantes de ESO se beneficiarían de las becas el primer año. En los tres últimos meses de 2009 eso supondría una inversión de más de 200 millones de euros. Fuentes de la consejería aseguran que habrá que "reformular" los presupuestos si es necesario. Y, aún así, "no podrán beneficiarse tantos alumnos el primer año".

  • 1