Economía

El Gobierno escocés se posiciona en contra de la entrada de EDF en Iberdrola

El Gobierno escocés tomó ayer partido en la pugna de Iberdrola con ACS y la francesa EDF ante la posible opa de ésta sobre la eléctrica española. Su primer ministro, Alex Salmond mostró ayer su "preocupación" por el peligro que supondría para la competencia del mercado energético. (Foto: El Correo).

el 15 sep 2009 / 00:37 h.

El Gobierno escocés tomó ayer partido en la pugna de Iberdrola con ACS y la francesa EDF ante la posible opa de ésta sobre la eléctrica española. Su primer ministro, Alex Salmond mostró ayer su "preocupación" por el peligro que supondría para la competencia del mercado energético.

Iberdrola incorporó el año pasado a su grupo empresarial la firma escocesa Scottish Power, lo que ha llevado al Gobierno escocés a posicionarse ante una eventual oferta de compra (opa) de la empresa pública EDF sobre la eléctrica española.

Así, el primer ministro escocés, Alex Salmond, mostró ayer su "preocupación" por la entrada de EDF y advirtió sobre el peligro que tendría para la competencia en el mercado energético en Escocia y Reino Unido.

Ante las "especulaciones sobre una posible opa", Salmond -que apuntó que "no suelo comentar este tipo de especulación", sí quiso dejar claro que "el Gobierno escocés tiene preocupaciones que necesitarían aclararse si se lanzase alguna oferta", señaló.

Salmond destacó que el mercado energético en Escocia y Reino Unido cuenta con "un relativamente pequeño número de suministradores", por lo que existe ya "una legítima preocupación sobre el impacto de la actual situación del mercado sobre los consumidores en un momento de encarecimiento de los precios del combustible".

"Si una posible OPA redujese el número de compañías que operan en el mercado, yo procuraría llevar nuestras preocupaciones a las autoridades de competencia de Reino Unido y de la Unión Europea", subrayó.

Salmond, que indicó que no quiere que "ocurra nada que pueda poner en riesgo" la contribución de Scottish Power al empleo y a la economía de su país, advirtió también sobre la "incertidumbre innecesaria" respecto a las inversiones comprometidas por Iberdrola que supone el interés de EDF.

De esta manera, consideró que la actual estructura de gestión de Scottish en el seno de Iberdrola le ofrece "una autonomía considerable" e incidió en que el plan de inversiones previsto "contribuirá a lograr los objetivos del Gobierno escocés de que un 50% de la electricidad demandada provenga de fuentes renovables en el año 2020". Precisó que "aunque una opa no signifique necesariamente que no vayan a continuar las inversiones previstas, puede introducir mucha incertidumbre innecesaria", dijo.

A este respecto, aseguró que ya había expresado "su preocupación" al ministro de Industria español, Joan Clos, "por estos temas".

Por otra parte, el Scottish National Party (Partido Nacional de Escocia) ha presentado una moción en el Parlamento británico para pedir una declaración de preocupación por parte de la Cámara de los Comunes.

Actualmente hay una gran controversia en el Reino Unido por el reciente aumento de tarifas eléctricas y de gas, que ha llevado al regulador del sector de energía en Reino Unido, Ofgem, a anunciar esta semana una investigación sobre la posible concertación entre las compañías.

Una supuesta opa de EDF sobre Iberdrola supondría crear "un operador dominante" en el mercado de Reino Unido que estaría controlado por el Estado francés. Así, la unión de EDF y Scottish Power alcanzaría una cuota del mercado del 35% en distribución, del 25% en comercialización y del 12% en generación.

  • 1