Local

El Gobierno español calla ante las filtraciones de Wikileaks

Un portavoz de la Moncloa expone que es EEUU quien debe dar explicaciones y el secretario de organización socialista dice que el partido está "tranquilo" tras la filtración masiva.

el 29 nov 2010 / 17:31 h.

TAGS:

El Gobierno ha decidido optar por el silencio ante la publicación de documentos diplomáticos estadounidenses desde la página web Wikileaks, entre los que hay telebramas de la Embajada estadounidense en Madrid sobre la política y las instituciones españolas.

Según han apuntado a la agencia Efe fuentes del Ejecutivo, el Gobierno no va a comentar el contenido de esos documentos y es la administración estadounidense la que tiene que hacer un análisis de lo ocurrido.

El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, ha anunciado ya que su departamento ha abierto una investigación penal por la filtración de 250.000 telegramas de embajadas y misiones diplomáticas, actuación que supone "un riesgo para la seguridad nacional" estadounidense.

La permanente de la Ejecutiva del PSOE, reunida esta mañana, no ha abordado este asunto, pero el secretario de Organización del partido, Marcelino Iglesias, ha asegurado que las filtraciones no han generado "ninguna preocupación".

Por el momento, el periódico El País ha publicado un extracto de un informe del anterior embajador estadounidense en Madrid, Eduardo Aguirre, enviado a la secretaria de Estado Condoleezza Rice.

En él se afirma que "Zapatero juega mirando a una base electoral izquierdista y pacifista, y usa la política exterior para ganar puntos en la política española, más que para atender las prioridades básicas de la política exterior u objetivos estratégicos más amplios (...) Esto ha derivado en una relación bilateral errática y en zigzag".

Por su parte, el semanario alemán Der Spiegel ha publicado otra nota de la misma embajada en la que se señala que Zapatero sufrió "un gran fracaso" al no poder celebrar el pasado mes de mayo en España la cumbre UE-EEUU, con la asistencia de Barack Obama.

"Por razones políticas internas, quieren organizar a toda costa una cumbre. Como no habrá visita del presidente Obama, será el mayor fracaso de Zapatero", reza el rotativo teutón.

  • 1