El Gobierno espera que a más marines en Morón haya más trabajadores

El ministro de Defensa espera que el aumento de marines en la base de Morón tenga "un reflejo" en contratación de trabajadores.

el 17 mar 2014 / 11:49 h.

base_aerea_MoronEl ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha dicho este lunes que prevé que el próximo aumento del número de marines estadounidenses en la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla) tenga como consecuencia "un reflejo" en la contratación de trabajadores y dar solución así al conflicto laboral generado en estas instalaciones militares tras la presentación de un expediente de regulación de empleo (ERE) por parte de la empresa norteamericana encargada de contratar personal civil. En una entrevista en la Cadena Ser, recogida por Europa Press, Morenés ha asegurado que en las conversaciones que ha mantenido con el secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, para el aumento de tropas en Morón el conflicto laboral de la base ha estado "encima de la mesa". El Gobierno aprobó el pasado 7 de marzo la autorización para que Washington pueda mantener durante un año más su despliegue militar en Morón. Además, el número de infantes de marina en la base aérea pasará de 500 a 850 y también habrá 17 aeronaves de transporte, repostaje y apoyo. "Les he explicado que esta ampliación tiene que tener un reflejo razonable en el desarrollo de la zona. Nosotros estamos hablando con Estados Unidos y estoy seguro de que habrá un impacto de trabajo en la zona por una mera necesidad", ha indicado Morenés. No obstante, ha recordado que, como todos los países occidentales, Estados Unidos "está teniendo unas enormes restricciones presupuestarias" y, por ello, "lo que antes se hacía externalizando servicios ahora se tiene que hacer" recurriendo al personal de los ejércitos. El ministro ha justificado la autorización para el aumento de la presencia de marines norteamericanos en Morón para que Washington pueda tener una "capacidad de reacción inmediata" en el norte de Africa y, más en concreto, en la región del Sahel, sobre todo a raíz del ataque contra su Consulado en la ciudad libia de Bengasi, en septiembre de 2012, donde murieron cuatro norteamericanos, entre ellos el embajador. A la pregunta de cuál sería la respuesta del Gobierno si Estados Unidos pide dentro de un año otra prórroga de su presencia en Morón, Morenés ha contestado que no tendría "inconveniente", aunque "habría que ver cuáles son las condiciones". "El Gobierno cree que tenemos que estar al lado de nuestros aliados. Estados Unidos tiene una relación en España en política de defensa desde tiempo inmemorial. Siempre ha sido así y creemos que es importante para España y para Estados Unidos. Tenemos una disposición activa a ayudar a Estados Unidos, que en el fondo lo que están haciendo es ayudarnos también a todos en la estabilidad mundial", ha explicado.

  • 1