lunes, 19 noviembre 2018
08:42
, última actualización
Local

El Gobierno ‘explota’ la herencia del PSOE para justificar el alza del IVA

el 28 abr 2012 / 20:28 h.

TAGS:

Se verán figuras diferentes cada diez segundos, algunas con efecto en tres dimensiones como la medusa.
Tras negarlo hasta la saciedad y utilizar circunloquios para no llamar a las cosas por su nombre, el Gobierno está utilizando la herencia recibida del anterior Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero para defender y justificar hasta la extenuación que las medidas que está tomando, aunque las hubiesen descartado en numerosas ocasiones, son ahora muy necesarias.

En tres foros distintos, varios miembros destacados del Gobierno se aferraron a ese argumentario para tratar de encajar mejor entre la ciudadanía una subida de impuestos al consumo -
del IVA y especiales al tabaco, alcohol e hidrocarburos- en 2013 negada para no perjudicar aún más a la actividad económica.

Desde Logroño, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, aseguró que la subida impositiva anunciada por el Gobierno es "equitativa y temporal" y solo estará vigente "hasta que amaine el temporal".

El ministro justificó este incremento de impuestos por la herencia recibida del PSOE y afirmó que los contribuyentes no van a pagar más impuestos, ya que lo que está haciendo el Gobierno del PP es una redistribución de los tributos. "Los contribuyentes en España no vamos a pagar más impuestos; lo que van a hacer a medida que la evolución económica nos lo vaya permitiendo, es cambiar la ponderación de impuestos en clave europea como nos recomienda la UE", explicó.

Montoro aseguró que el Ejecutivo sabe lo que tiene que hacer. "Tenemos un proyecto de ideas claras y con experiencia", subrayó. En este sentido, Montoro resaltó que "hay que mirar al futuro de forma optimista" y que es el momento de "la política de los compromisos".

"Nuestra prioridad es el empleo y la creación de actividad económica y para eso tenemos que cambiar la ponderación de los impuestos", aseveró.
Para Montoro, las leyes económicas "tienen un sentido y están para cumplirlas y por ello, en España se van a cumplir" y aseguró que "vamos a tener equilibrio presupuestario porque así lo dice la ley".

En relación a la reforma laboral, el ministro indicó que "no se ha aprobado para facilitar el despido sino para negociar los puestos de trabajo". Con ellas, insistió, tendrán que llegar más reformas "como en el campo de los transportes o del sector energético para que nos lleve a la mejora económica".

El ministro también tuvo palabras para Europa."Sabemos que la suerte del euro pasa por España y nosotros no vamos a fallar en el proyecto europeo. Pero solo entre todos podremos sacarlo adelante".

La herencia socialista también fue utilizada por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, para quien "el pasado son las consecuencias" que están viviendo los españoles en este momento presente. "Las consecuencias de esa deuda son las que nos han colocado en esta situación", apostilló en un acto del PP de Madrid.

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, reiteró desde otro acto en Las Palmas que España tiene que cumplir el déficit si bien recordó que el Gobierno "dejó hechos los deberes" el pasado diciembre, cuando aprobó el ajuste del gasto público de 15.000 millones de euros.

A su entender, a partir de ahora el Ejecutivo está haciendo los "deberes" que le "correspondían a otros", en referencia al anterior Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

En esta misma línea, aseguró que con el ajuste de 15.000 millones para España habría sido "suficiente" para cumplir el déficit de 2012, de tal forma que justificó los recortes que su Gobierno ha realizado posteriormente en que ahora se hace necesario cumplir con el "déficit del anterior gobierno".

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE, Óscar López, denunció que, tras la subida del IVA para el año que viene, "no va a quedar un solo impuesto que no suba el PP", por lo que acusó a este partido de llegar al Gobierno "igual que salió en 2004, mintiendo y mucho".

Tachó al Ejecutivo de ser "claramente injusto, ineficaz y, sobre todo, muy mentiroso", ya que recordó que el presidente, Mariano Rajoy, prometió en su discurso de investidura que no subiría impuestos. Y, aunque admitió que se reducirá así el déficit, criticó que sea a costa de más paro.

  • 1