martes, 23 abril 2019
02:25
, última actualización
Local

El Gobierno firma un acuerdo para constuir el primer centro ONU en España

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, firmaron en Madrid un acuerdo para el establecimiento en Valencia de un centro de operaciones para las misiones de mantenimiento de paz de la ONU.

el 15 sep 2009 / 21:51 h.

TAGS:

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, firmaron en Madrid un acuerdo para el establecimiento en Quart de Poblet (Valencia) de un centro de operaciones para las misiones de mantenimiento de paz de la ONU, el primero de España y el segundo de Europa.

Tras la firma, De la Vega subrayó que, con este acuerdo, España vuelve a reafirmar su compromiso con "el multilateralismo eficaz, con la paz y la estabilidad internacional". Por su parte, Ban Ki Moon agradeció "de corazón" al Gobierno "su visión, liderazgo e iniciativa" en este proyecto y la ayuda que presta a la ONU para afrontar "algunos de los grandes desafíos de nuestro tiempo".

El nuevo centro, que fue adjudicado a España en 2006, dará empleo directo a 1.200 personas y acogerá a 300 funcionarios internacionales de la organización. Tendrá como misión planificar, preparar, gestionar y dirigir las operaciones de paz de Naciones Unidas y asegurará la continuidad y la integridad de las funciones desarrolladas por el centro de Brindisi (en Italia), sirviendo de soporte al trabajo de 90.000 civiles y militares desplegados en las diferentes operaciones que la organización internacional mantiene en todo el mundo.

Según explicó Ban Ki Moon, garantizará la transimisión de vídeo, voz y datos sin interrupciones para ayudar a personas que, en muchas ocasiones, están "en situaciones desesperadas".

UN PROYECTO DE 25 MILLONES DE EUROS. España logró que el proyecto de este nuevo centro, que según explicó la vicepresidenta rondará los 25 millones de euros, enfrentándose a países como Dinamarca, Finlandia y Rumanía. Según explicó De la Vega tras la firma del acuerdo, Quart de Poblet acogerá el centro porque el proyecto español era "el más avanzado, el más ecológico, el más racional". "Era el mejor", concluyó.

De la Vega aseguró que, así, Quart de Poblet, Valencia y España "tienen desde hoy un plus en prestigio, en presencia internacional, en iniciativa y en empleo". En concreto, explicó que este proyecto va a suponer "una enorme oportunidad" para la economía local, que la va a "aprovechar", del mismo modo, continuó, que el Gobierno de España y la sociedad española están dispuestos a "aprovechar todas las oportunidades" para "seguir avanzando en progreso" y para "continuar plantándole cara a la crisis que tanta inquietud y tantas dificultades está ocasionando en todo el mundo".

Además, según la vicepresidenta, este centro vuelve a demostrar que "la solidaridad también es rentable", porque, "no sólo contribuye a la estabilidad y al equilibrio mundial, sino que también nos aporta progreso y bienestar". "Demostramos que cotizar en la bolsa de los valores éticos es la más segura y beneficiosa de las inversioens que un país puede realizar", agregó.

En definitiva, dijo, el acuerdo firmado hoy entre el Gobierno y la ONU va a permitir "expresar lo mejor de los españoles" y construir "una base para el compromiso y el desarrollo, una base para la paz y el respeto".

Por su parte, el secretario general de la ONU, que se encuentra de visita en España con motivo de la cumbre sobre seguridad alimentaria de la FAO que concluyó ayer en Madrid, dio las gracias "de corazón" al Gobierno de España por "su determinación y esfuerzo político", que han permitido sacar adelante este proyecto en Valencia.

Ban Ki Moon, que aseguró que visitará Valencia "dentro de 18 meses", cuando el centró esté ya "en marcha", destacó la importancia de este centro, que complementará el de Brindisi y reduciría "el riesgo" que se deriva de que todas las comunicaciones de las misiones de paz, que en muchos casos "pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte", dependan de un solo centro. En Brindise se enrutan más de tres millones de llamadas y cinco millones de e-mails mensuales.

Entre los cometidos del futuro centro de Quart de Poblet está el de proporcionar soporte administrativo y logístico a las misiones a través del despliegue de equipos y servicios de calidad y aportar financiación adecuada y personal entrenado. Además, asistirá otras misiones políticas de Naciones Unidas, proporcionando asesoramiento en temas militares, policiales, desminado, logístico y administración.

El secretario general de la ONU agradeció a España "su generosidad y ejemplar ciudadanía global", que le ha llevado a contribuir con la organización, de la que es "un miembro comprometido e importante", desde su fundación, aportando conocimientos, fondos y capital humano. Ahora, dijo, esta base es "una expresión más del compromiso del Gobierno español a la cooperación internacional para el bien común".

La vicepresidenta garantizó a Ban Ki Moon que España continuará apoyando a la ONU, porque en estos "momentos convulsos" que vivimos, en los que "cada día tenemos que contar nuevas víctimas de la injusticia, de la opresión, de la violencia en el mundo", quienes creen que "es posible un mundo mejor, más justo, más humano" saben que "vamos a necesitar, no menos, sino más a Naciones Unidas".

El centro ocupará un espacio de 40.000 metros cuadrados en Quart de Poblet, en la antigua Base de Manises, en la zona sur del aeropuerto de Valencia y actual zona industrial de Valencial, en el que se construirán cuatro edificios independientes, más un área no cedida de 37.000 metros cuadrados libre de obstáculos para facilitar las transmisiones.

  • 1