Economía

El Gobierno garantiza que habrá pensiones hasta al menos 2025

El Gobierno mantiene la solvencia de la Seguridad Social y garantiza la tranquilidad del sistema de las pensiones a medio plazo, aunque admite que será necesario acometer reformas para su mantenimiento en el futuro. Los jubilados, dice Corbacho, pueden estar tranquilos hasta 2025.

el 16 sep 2009 / 01:43 h.

El Gobierno mantiene la solvencia de la Seguridad Social y garantiza la tranquilidad del sistema de las pensiones a medio plazo, aunque admite que será necesario acometer reformas para su mantenimiento en el futuro. Los jubilados, dice Corbacho, pueden estar tranquilos hasta 2025.

El presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, y el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, insistieron ayer en la fortaleza del sistema, tras la polémica generada por las declaraciones del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, quien advertió de que el superávit de la Seguridad Social podría desaparecer este año.

Zapatero recordó en el Congreso que la Seguridad Social registra un saldo de 20.000 millones y que la previsión es cerrar 2009 con un superávit de 5.586 millones, lo que garantiza la tranquilidad a medio plazo, aunque consideró necesario trabajar en la comisión del Pacto de Toledo para reforzar el sistema en el futuro.

También Corbacho subrayó que es necesario debatir el futuro de las pensiones en el ámbito del Pacto de Toledo, pero no de este año ni del que viene pues los pensionistas pueden estar seguros hasta el 2025 y más allá si se acometen las reformas oportunas.

Recalcó que la Seguridad Social acabó 2008 con 14.000 millones de superávit, que hay más de 18 millones de cotizantes y que el fondo de reserva, con 58.000 millones, es el más alto de la historia. Explicó, además, que a pesar de la crisis y la pérdida de 1,2 millones de cotizantes, la ratio de éstos es de 2,6 por jubilado.

En el Parlamento, el líder del PP, Mariano Rajoy, reprochó a Zapatero por haber calificado de "superficiales" las opiniones de Fernández Ordóñez -"ese gobernador que usted nombró y no voté"- y le preguntó si le parece normal que "arremeta" contra él.

Para el presidente, discrepar "es legítimo" y tener una opinión distinta "no es faltar al respeto". Asimismo, respondió a Rajoy que si las opiniones del Banco de España no están condicionadas por el Gobierno, es "saludable para la democracia".

El titular de Trabajo recalcó que el Gobierno del PSOE "nunca ha bajado las pensiones" y que esta medida, pues, no forma parte de sus programas. Corbacho respondía así al ser preguntado por la propuesta del Banco de España de que la rebaja de los precios (tasa de inflación) se aplique al cálculo de esas prestaciones.

Al margen de las pensiones, aunque también en el ámbito laboral, Zapatero aseguró que las cifras de paro y empleo van a tener un "color más llevadero en los próximos meses".

Según los datos dados a conocer por el presidente, el Fondo Estatal de Inversión Local dotado con 8.000 millones de euros, ha creado ya 57.000 nuevos puestos de trabajo, dando empleo a 155.000 personas en casi 5.000 municipios españoles. La evolución que registre el empleo en los próximos meses "permitirá enjuiciar el grado de idoneidad" de las medidas adoptadas hasta el momento.

  • 1