domingo, 09 diciembre 2018
23:59
, última actualización
Economía

El Gobierno legislará en negociación colectiva pese a los agentes sociales

El Ejecutivo asegura que centrará la reforma laboral que aprobará por decreto en flexibilizar la contratación y no entrará en la indemnización.

el 16 ene 2012 / 07:35 h.

El Gobierno, después de que las conversaciones entre los agentes sociales en lo referente a la reforma laboral se hayan suspendido, se dispone a legislar, pero en todos los ámbitos, a pesar de que tanto empresarios como sindicatos le han pedido que les dé más margen en uno de los asuntos más espinosos, la negociación colectiva. De hecho, hace unos días, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, señaló que apostaba por entrar en este apartado para tener "una forma de negociar los salarios más flexible y adecuada a la realidad". El objetivo, que los empresarios puedan modificar más fácilmente las condiciones de trabajo de sus empleados, para evitar que en momentos de crisis se recurra como primera opción al despido.

Además, aseguró que el contrato que defiende la CEOE, que contempla una indemnización por despido improcedente de 20 días, sería un "tremendo error".

De reforma laboral habló ayer de nuevo el Gobierno. El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, aseguró que ahora el Ejecutivo gobernará" y presentará una reforma laboral "donde lo importante sea el empleo y no el despido".

Soria, en declaraciones a TVE, subrayó que el Gobierno no se la plantea "en días por despido" porque su objetivo es crear empleo y que este sea estable y marcó diferencias respecto a la posición de la patronal. "Una cosa es lo que digan los empresarios y otra el Gobierno", dejó caer el ministro.

Sin embargo, fue la patronal la que cargó ayer contra los sindicatos. Así, el vicepresidente de la Comisión de Diálogo Social de la CEOE, Francisco Aranda, dijo que estos "se han opuesto a todos los asuntos clave de la reforma".

Por su parte, fuentes del Ministerio de Empleo y Seguridad Social afirmaron ayer que el Gobierno está trabajando ya "muy en serio" en el diseño de una norma que tiene como prioridades la estabilidad en el empleo, la flexibilidad interna y la formación continua de los trabajadores. En este sentido, el departamento que dirige Fátima Báñez "no tiene plazos" cerrados para presentar la norma esta misma semana, que podría traducirse en un proyecto de ley, y mantiene "permanentemente abiertas todas las vías de comunicación" con patronal y sindicatos, aunque por ahora no se ha convocado una nueva reunión.

La reforma del Gobierno recogerá el espíritu de las 71 enmiendas presentadas a la anterior regulación del mercado de trabajo. Eso sí, el Ministerio recalcó que la norma no se limitará a copiar dichas enmiendas.

  • 1