Economía

El Gobierno limitará el gasto del Estado a la evolución del PIB

Será obligatorio para la Administración central pero no se impondrá a las CCAA.

el 25 mar 2011 / 13:16 h.

Alemania exigía mayores esfuerzos a España y el compromiso de presentarlos en la cumbre de jefes de Estado y Gobierno que ayer concluyó en Bruselas, y, ante la imposibilidad de llevar el acuerdo en la reforma de la negociación colectiva por el distanciamiento de posturas entre patronal y sindicatos, el presidente del Ejecutivo apostó por contener el gasto público estatal.

Así, José Luis Rodríguez Zapatero anunció que modificará la Ley de Estabilidad Presupuestaria para vincular la capacidad de gasto a la evolución de la economía (PIB nominal), un techo que será de "obligado cumplimiento" para la Administración General del Estado, y que no se impondrá a las comunidades autónomas, con las que, no obstante, se promoverá el "consenso" para que se aplique igualmente en ellas.

Al término del Consejo Europeo, Zapatero aseguró que se reforzará así la estabilidad presupuestaria y se fortalecerá la vertiente preventiva, al tiempo que resaltó la importancia de respetar la autonomía financiera de las comunidades y buscar el consenso en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) en lugar de imponer la norma.

Zapatero afirmó que el Gobierno ya ha empezado a trabajar en este diálogo de manera "incipiente" con algunas comunidades y avanzó que intensificará las negociaciones en los próximos días para buscar un acuerdo que ve "factible" y que sería "extraordinariamente útil" para la reducción del déficit.

El jefe del Ejecutivo aseguró que España "va camino" de cumplir el 6% fijado para 2011 gracias a la participación y el concurso de todas las administraciones.

Entre la batería de reformas presentadas, mencionó el plan contra el empleo irregular, que se pondrá en marcha en mayo y se desarrollará entre junio de este año y diciembre de 2012.

Este plan, que según Zapatero está muy avanzado y se ha planteado en línea con las recomendaciones europeas, pretende incentivar el afloramiento del empleo sumergido y, para ello, el Gobierno creará un plazo de incentivos hasta finales de 2012. Los técnicos de Hacienda agrupados en Gestha calculan en 245.000 millones de euros los que escapan cada año al control del fisco.

También en materia de empleo, el jefe del Gobierno señaló que, además de poner en marcha las nuevas políticas activas de empleo, se "acelerará y profundizará" en la modernización de la formación profesional. Para ello, en los próximos seis meses se aprobará un conjunto de decretos para mejorar el acceso al sistema, su calidad y respuesta a las necesidades del tejido productivo.

Para mejorar la competitividad, Zapatero anunció la creación el próximo 1 de abril de la Comisión Asesora de la Competitividad, que deberá llevar a cabo un análisis "riguroso e independiente" de la evolución de esta variable para apoyar las decisiones del Gobierno y ayudar al diálogo con los interlocutores sociales.

Además, citó la aplicación de la nueva ley concursal y la aprobación antes de que acabe abril de un proyecto de ley para reformar la negociación colectiva. En este sentido, el jefe del Ejecutivo aseguró que el Gobierno "desea y espera" que sea fruto del acuerdo de los agentes sociales.

A su parecer, el acuerdo permitirá un "valor añadido", y dar un plazo de 15 ó 20 días a patronal y sindicatos parece "bastante razonable", porque no hay "ninguna urgencia", aunque los plazos no se pueden dilatar en exceso porque no ha habido reformas en décadas y las tareas son "de gran alcance". "No hay nada más que desee que lleguen a un acuerdo".

Para reforzar la estabilidad financiera, Zapatero destacó el compromiso de culminar la adaptación del sistema financiero a las nuevas necesidades de capital antes del 30 de septiembre.

Estas medidas se engloban en los cuatro bloques "fundamentales" (competitividad, empleo, estabilidad presupuestaria y estabilidad financiera) que forman parte del Pacto por el Euro que aprobó el Consejo Europeo.

Zapatero aprovechará la reunión de hoy con 44 grandes empresas y la CEOE para presentarles estas iniciativas.

Por su parte, el PP consideró que con esas medidas "no se va a ninguna parte" porque no establecen más disciplina presupuestaria y sólo confirman que el PSOE es "incapaz de realizar el giro en política económica" que requiere una "España competitiva que triunfe en el euro".

Cumbre Europea
Los Veintisiete cierran un acuerdo a medias

Los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete aprobaron ayer un plan global para frenar la crisis de deuda de la Eurozona, agravada por los problemas de Portugal. Al plan le faltan varias piezas esenciales que la UE se había comprometido en este Consejo Europeo. Retrasa a junio el refuerzo del actual fondo de rescate, considerado urgente por Portugal y España, y aplaza la discusión para rebajar el interés (5,8%) que Irlanda paga por su rescate de 85.000 millones. Por contra, los Veintisiete acordaron revisar el fondo permanente, que funcionará en junio de 2013, y satisface las exigencias de Angela Merkel y podría perjudicar a España e Italia.

Pese a la presión de la UE
Sócrates: "Portugal no necesita el rescate"

El dimisionario primer ministro portugués, José Sócrates, avisó ayer de que la caída de Portugal aumentaría los riesgos para "otros países", sin citar expresamente a España. Sócrates insistió en que Lisboa no pedirá ayuda del fondo de rescate de la UE pese a la crisis política que vive el país. "Voy a mantener la misma determinación en la defensa de mi país para que esto no se produzca", dijo. "Yo sé lo que significa, lo que significó para los griegos y para los irlandeses y no deseo eso para mi país", insistió. La agencia S&P, como ya hiciera Fitch, rebajó dos escalones la nota del país hasta BBB.

Cajas de ahorros
Los inversores privados dudan del ‘ladrillo'

Las cajas se enfrentan a las dudas de los inversores privados sobre el nivel de reservas de que disponen para afrontar los riesgos del sector inmobiliario en sus carteras, según un artículo del Wall Street Journal, que destaca que la capitalización es una importante prueba para España, fundamentalmente tras los problemas de Portugal.

 

  • 1