Local

El Gobierno local estudia sanciones por el paro masivo de Tussam

Las protestas de unos 200 trabajadores de Tussam tras el suicidio de un compañero fueron de una "violencia intolerable" y han causado "un daño importante" a la ciudadanía. Con estos términos, Alfredo Sánchez Monteseirín, escenificó el malestar del Gobierno por los sucesos del martes. El regidor y el PSOE plantearon medidas sancionadoras.

el 15 sep 2009 / 18:35 h.

TAGS:

Las protestas de unos 200 trabajadores de Tussam tras el suicidio de un compañero fueron de una "violencia intolerable" y han causado "un daño importante" a la ciudadanía. Con estos términos, Alfredo Sánchez Monteseirín, escenificó el malestar del Gobierno por los sucesos del martes. El regidor y el PSOE plantearon medidas sancionadoras.

Los autobuses urbanos recuperaron el miércoles una situación de "normalidad" tras el colapso del martes, cuando dos centenares de trabajadores no acudieron a sus puestos alegando estar afectados por el suicio de un compañero, expedientado por Tussam. Los manifestantes, la mayoría miembros de ASC, responsabilizaron al Gobierno local de lo ocurrido e incluso llegaron a acusar a la dirección de la empresa y al alcalde de "asesinos". "Los incidentes se han desarrrollado con una violencia intolerable. Han dañado la convivencia de los ciudadanos y la vida de la ciudad. Lo digo desde el dolor y la solidaridad con la familia del fallecido", respondió el alcalde.

El regidor dejó las puertas abiertas a que la empresa inicie algún tipo de medida sancionadora: "Se están estudiando. Hay que analizar las circunstancias y después actuar". En cualquier caso, Monteseirín se sumó al comunicado remitido por el grupo municipal socialista, mucho más rotundo en su condena y en el planteamiento de plantear sanciones por los hechos.

"Se saltaron toda la normativa y perjudicaron gratuitamente a los miles de ciudadanos que se encontraron sin previo aviso con el hecho de no poder llegar al trabajo (...) Los usuarios y usuarias han sido rehénes de un grupo minoritairo que desconoce los básicos fundamentos de nuestra legalidad democrática. Por ello, el Grupo Socialista apoya cuantas resoluciones laborales o de cualquier tipo que puedan derivarse de los citados hechos", recoge el comunicado del PSOE.

Desde el grupo socialista se tildó de "manipulación" los mensajes lanzados desde un sector de los trabajadores contra el Gobierno local por lo ocurrido: "Un hecho como este no puede ser sometido a la manipulación intentando promover intereses propios(...) Menos aún para defender la impunidad de las amenazas a las personas y las acciones vandálicas, que desde hace tiempo se han llevado a cabo".

Pese a esto, las herramientas con las que cuenta la dirección de la empresa para sancionar a los conductores que se dieron de baja de forma masiva son limitadas. Los trabajadores tienen tres días para llevar un certificado médico. De momento, el miércoles la empresa retomó la normalidad, según apuntaron desde Tussam, y la cifra de bajas se quedó en torno a los índices habituales.

La dirección de Tussam quiere aguardar el desarrollo de los acontecimientos para evitar elevar la tensión del incidente. Los trabajadores ya han realizado otra convocatoria: será el próximo viernes a las seis de la tarde en las puertas de las cocheras. Los conductores realizarán una marcha en bici con el lema "¡Basta ya!".

Precisamente han sido los intentos de la empresa de sancionar una serie de protestas irregulares de trabajadores los que han abierto una brecha insalvable entre la dirección de la empresa y un sector de los empleados. Tras los incidentes de la huelga de la Feria de 2007, en la que fueron detenidas nueve personas y 80 autobuses sufrieron destrozos, se abrieron una serie de expedientes a trabajadores y un proceso judicial que aún no se ha resuelto. Uno de estos trabajadores expedientados, de baja desde hace meses, es la persona que se suicidó el pasado martes, lo que muchos de sus compañeros atribuyen a "la presión de la empresa". El Gobierno local se ha limitado a mostrar sus condolencias a la familia.

  • 1