Economía

El Gobierno no frenará las ayudas a la banca y pide confianza

El flujo del crédito no termina de normalizarse, de llegar con fluidez a manos de familias y empresas, pero pese a ello el Gobierno no se plantea un cambio en las medidas adoptadas y pide confianza en que éstas acabarán surtiendo el efecto deseado. ¿Se está haciendo un seguimiento? "Permanente y constante", asegura.

el 15 sep 2009 / 21:36 h.

El flujo del crédito no termina de normalizarse, de llegar con fluidez a manos de familias y empresas, pero pese a ello el Gobierno no se plantea un cambio en las medidas adoptadas y pide confianza en que éstas acabarán surtiendo el efecto deseado. ¿Se está haciendo un seguimiento? "Permanente y constante", asegura.

Con esos términos calificó el jueves el secretario de Estado de Economía y Hacienda, David Vegara, la tarea de supervisión que está desarrollando el Ejecutivo de los efectos del plan de ayuda al sector financiero en lo que atañe a la concesión de créditos a familias y empresas. Y, a pesar de los continuos llamamientos realizados a bancos y cajas para que concedan más préstamos, descartó que se esté planteando un cambio en este tipo de iniciativas.

"Debemos tener confianza en que medidas como la subastas de activos, los avales y las recapitalizaciones de bancos en países de nuestro entorno progresivamente van a mejorar la situación", incidió el secretario de Estado tras asistir a una presentación del nuevo servicio de información económica Efe-Dow Jones en la Bolsa de Madrid.

Precisamente sobre el tema de las recapitalizaciones bancarias, Vegara aseguró que "en estos momentos no se considera necesario" entrar en el capital de ninguna de las entidades españolas, aunque la posición del Gobierno "es clara", ya que incluyó esta "prevención" en el Real Decreto de las medidas, una incorporación que, aunque en un principio fue desestimada por el Ejecutivo, se justificó ante los procesos similares iniciados en otros países del entorno. Aun así, dejó claro que "si hay que hacerlo, se hará, porque ya tenemos las herramientas" para llevarlo a cabo, subrayó.

Asimismo, Vegara incidió en que no tiene "ninguna duda" sobre el resultado de la cuarta subasta del Fondo de Adquisición de Activos Financieros (FAAF), que tendrá lugar el próximo 30 de enero, después de que en la realizada el pasado miércoles el Tesoro adjudicara los 4.000 millones de euros ofertados, con una demanda muy superior. "Se trata de una medida excepcional con condiciones extraordinarias, y hemos tenido un proceso de aprendizaje muy corto, pero suficiente", afirmó, recordando que la primera subasta se celebró hace sólo dos meses y ya se han adjudicado 13.000 millones de euros.

No obstante, precisó que el Ministerio de Economía "no sabe aún" si los 30.000 millones de euros previstos inicialmente para la compra de activos de calidad de las entidades financieras serán suficientes o se optará por ampliarlos hasta los 50.000 millones prometidos por el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero. "Hay todavía trecho hasta que lleguemos hasta el final, porque 50.000 millones no se colocan en un solo día", remarcó. Una inyección de capital que tiene como único objetivo reactivar el crédito y restablecer el acceso a la financiación, tan limitada para las empresas y las pymes desde que se generalizara una crisis internacional de liquidez.

Por último, aseguró que el Estado ya ha concedido los avales por hasta 100.000 millones a las entidades que los solicitaron para la emisión de deuda nueva, y que ahora son éstas las que deben decidir "cuándo consideran conveniente salir a mercado con las nuevas emisiones", según las condiciones. Ésta es, añadió, una profunda crisis financiera caracterizada por la aversión al riesgo y la desconfianza de los agentes económicos, que está encareciendo el crédito y teniendo efectos negativos sobre el consumo y la inversión.

  • 1