El Gobierno ofrecerá las bases de Rota y Morón si hay guerra en Siria

Precisa que no significa que España vaya a participar en una futura intervención militar.

el 09 sep 2013 / 23:20 h.

061011_fot_rota_efeEl portavoz del grupo popular de la Comisión de Exteriores y coordinador de Estudios del PP, José María Beneyto, aseguró ayer en relación al conflicto sirio, que España respeta “escrupulosamente” la legalidad internacional, pero también dejó claro que respaldará las decisiones que adopten los aliados y eso incluye permitir la utilización de las bases españolas si las piden, como la de Rota (Cádiz) y Morón (Sevilla). No obstante, en declaraciones a Europa Press, precisó que esto no significa que España vaya a participar en una intervención, en caso de que ésta se acuerde, sólo que da su apoyo a los aliados, pero sin intervenir en el ataque. Según explicó Beneyto, “España respeta estrictamente la legalidad internacional, pero obviamente respalda las decisiones de sus aliados”. Recordó que España tiene un tratado con Estados Unidos de “cooperación mutua en materia de defensa”. Por ello, aseguró que si al finalmente “EEUU y Francia toman la decisión de intervenir y EEUU a través de la OTAN, o directamente, solicitara la utilización de las bases que hay en España, obviamente, España cumpliría con sus obligaciones internacionales” pero eso, aclaró, “no es una intervención militar” por parte de España, ya que ésta está limitada por la propia ley española de Defensa. No obstante, recalcó que la situación está evolucionando “de día en día”, ya que depende del apoyo que tenga el presidente estadounidesne, Barack Obama, en el Congreso de su país, del resultado final de lo que digan los inspectores, de las negociaciones con ONU, de la posición de Rusia y de otros factores como el hecho de que la oposición a Bashar al Assad es muy diversa. Y luego hay que ver qué tipo de intervención se hace y qué objetivos tiene. explicaciones // Por ello, alegó que, con una situación tan “fluida” como la actual, no tiene sentido que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, vaya al Congreso a explicar la posición española porque “ir a decir algo que al día siguiente pudiera ser matizado por los cambios no tiene sentido”. “Comparecerá cuando haya una posición clara sobre lo que se va a hacer en Siria y el grado de respaldo que se nos va a pedir”, aseveró. Por lo tanto, insistió en que la posición de España es la de respetar la legalidad internacional, respaldar a los aliados, intentar conseguir la autorización de la ONU y si al final hay una intervención, se apoyaría con las bases si son solicitadas, pero España, recalcó, no participará en la intervención militar. Además, dejó claro que “hoy por hoy no se han pedido las bases y ni siquiera se sabe si va a ser necesario” por lo que ha considerado “especulativo” el grado de respaldo de España. “No hay un gran consenso internacional a favor de la intervención”, añadió, al tiempo que reiteró que “España mantiene respeto a la estricta legalidad internacional” y en el caso de una intervención militar, “tiene que estar sancionada por la ONU”, salvo, dijo, en los casos de legítima defensa o la “única excepción” de la “responsabilidad de proteger” a los ciudadanos. Esta excepción, afirmó, se aplica “bajo estrictas condiciones” como “que haya un consenso amplio y que se haya intentado conseguir la autorización de ONU”.

  • 1